¿Coleccionista de monedas? Estas son las más caras del mundo

La numismática arropa un fascinante concepto donde las colecciones son cada vez más impresionantes con monedas muy antiguas.

Algunas monedas de 2,5 pesetas de 1953 pueden llegas a subastarse por 1.700 euros
Algunas monedas de 2,5 pesetas de 1953 pueden llegas a subastarse por 1.700 euros FOTO: La Razón La Razón

Durante décadas, la tentación irresistible y extraordinaria de coleccionar monedas ha llevado a los numismáticos a buscar incansablemente por el mundo las más extrañas, únicas y originales monedas. Las más antiguas siguen cautivando a sus seguidores, ya que su tiempo y su lugar de origen les otorga un sentido personal, distinguido y por supuesto lujoso a su colección, donde muchos no escatiman esfuerzo y dinero con tal de tenerlas en sus manos. La numismática sigue manteniendo su lugar privilegiado en el mundo de la colección, el lujo y la economía.

Las imperfecciones que tienen algunas monedas aumentan su valor, principalmente por su autenticidad, originalidad y cantidad de ellas ya que algunas son piezas únicas.

Desde reyes, políticos de alta relevancia, artistas, diseñadores o músicos, las monedas de colección siempre han sido motivo de interés para casi todo el mundo, ya que su valor se extiende mucho más allá del tiempo y la historia, el significado y por supuesto su valor sentimental y económico.

La clave o características que una moneda debe tener según los expertos se agrupan en tres factores básicos: Su valor histórico y cultural, la conservación o el estado de la moneda y su procedencia, rareza o motivo de acuñamiento.

Las monedas se pueden conseguir en casas de antigüedades, casas de monedas o lugares de objetos curiosos, sin embargo, las que tienen más antigüedad y por ende más valor, se consiguen comúnmente por medio de subastas, donde algunas han logrado precios realmente altos que para muchos no ha sido difícil pagar. Estas son las más caras y características.

El Draped Bust Dollar (Dólar de busto), es según los expertos una de las monedas más caras del mundo. Su fabricación o acuñamiento data de 1804. Se dice que esta moneda realmente se acuñó en 1834 y se usaba como regalos de cortesía diplomática. En esa fecha no había dólares de plata, por lo que se creó esta serie de pocas monedas de su tipo. Se dice también que solo quedan 15 de ellas. Su precio se estipula en 2.795.000 euros.

Algunas fueron fabricadas en oro, pero el valor que aumenta su precio es al tiempo de acuñamiento. Muchas son un verdadero tesoro histórico

8.213.000 euros actuales es el valor de una de las monedas más buscada por los coleccionistas, y cuya pieza fue subastada en 2013. Se trata de un dólar de plata de 1794 que tiene un diámetro de apenas 4 centímetros. Se dice que es posible que sea la primera moneda en fabricarse en Norteamérica y representa un retrato de la libertad con cabello largo y una representación de los 15 estados que conformaban la unión. Del otro lado había un águila. Esta moneda es conocida como Cabello Suelto.

En España, una reconocida casa de subastas realizó una puja denominada Caballero de Indias, donde se estableció un récord absoluto. La pieza es un centén segoviano de 1609. Esta moneda es exclusiva, ya que según los registros, solo se fabricaron 7 piezas. Por esta razón es una de las monedas más caras de toda Europa. Su valor histórico es muy grande, ya que además es la moneda más grande que se acuñó en esa época en la región. Fue usada como un objeto para reconocer o premiar a personas importantes. En la subasta se pagó por ella 800.000 euros.