El Rolls-Royce Cullinan no solo brilla por sus nuevas opciones de color a medida

Ocho tonos personalizados componen la colección Colors Of Cullinan. Y son irresistibles.

Rolls-Royce Cullinan
Rolls-Royce CullinanRolls-Royce CullinanRolls-Royce Cullinan

Uno de los principales aspectos de la compra de un vehículo Rolls-Royce es la personalización. Los compradores pueden elegir entre cientos y miles de opciones a medida, desde el grano de la madera del salpicadero hasta el cuero de los asientos o el exterior. Y ahora, más que nunca, los compradores pueden ser aún más creativos en cuanto a la tonalidad que más le conviene a su SUV Cullinan.

Hoy, Rolls-Royce revela cuatro Cullinans para clientes destinados a los Estados Unidos, cada uno de ellos con un nuevo y atrevido trabajo de pintura a medida. Como parte de la “Colors of Cullinan Collection”, tonos como el Rojo Brillante, el Azul Paradiso, el Oliva Oscuro y el Gris Selby son los primeros cuatro nuevos tonos de la colección a medida que saldrán a la calle. Otros cuatro Cullinans personalizados que llevan el Peacock Blue, el Bright Green, el Forge Yellow y el Plum debutarán en un futuro próximo.

Rolls-Royce Cullinan
Rolls-Royce CullinanRolls-Royce CullinanRolls-Royce Cullinan

Rolls-Royce ha desarrollado cada una de estas ocho opciones de color en su sede de Goodwood. Según la empresa, los diseñadores crearon los tonos anteriormente, pero, por la razón que sea, nunca llegaron al público en general. Ahora las opciones de pintura ampliadas se unen a los ya extensos 44.000 colores que Rolls-Royce afirma tener en la paleta de trabajo de la empresa.

“Queríamos dar a nuestros clientes la oportunidad de ver e inspirarse en colores que habían sido desarrollados previamente a través del departamento de diseño de Rolls-Royce Bespoke, pero que no habían visto la luz del día a través de esta Colección Bespoke de tirada limitada”, dijo Will Vetter, Director de Producto de Rolls-Royce América.

Rolls-Royce Cullinan
Rolls-Royce CullinanRolls-Royce CullinanRolls-Royce Cullinan

La empresa no dice cuánto costarán estas pinturas exclusivas a los futuros clientes, pero apostamos a que pedirán un buen dinero extra además del precio base del Cullinan, que es de 330.000 dólares. Los clientes podrán llevarse a casa un Cullinan en cualquiera de los colores existentes (incluidos estos ocho nuevos) o colaborar con la empresa para crear sus propios tonos personalizados.