¿Por qué las patentes representan una de las formas de inversión más lucrativas del mundo?

Las patentes entran prácticamente en todos los actores económicos y productivos, desde empresas relacionadas con software, ordenadores, telefonía móvil, entre otros, pasando por las marcas de moda y hasta empresas de comida rápida.

Nueva patente Microsoft
Nueva patente MicrosoftMicrosoft (nombre del dueño)Archivo

Como es conocido, las patentes han sido consideradas una de las principales formas de inversión más lucrativas del mundo. Las mismas representan derechos exclusivos otorgados por las fórmulas constitucionales y legales de un país a un producto, invento o adelanto tecnológico, para ser distribuidas comercialmente y explotadas.

Muchos de los aspectos legales que constituyen las patentes se relacionan con los periodos limitados de tiempo, donde existe una masificación del producto en muchos sectores económicos y productivos así como sociales de las regiones.

Las patentes están muy relacionadas con los derechos de la propiedad industrial, que a su vez se relacionan con los sistemas de derecho de propiedad intelectual. Esta razón ha sido una de las más fuertes para que personas o grupos económicos tomen la decisión de invertir sus bienes monetarios, principalmente marcas famosas o productos de alta factura de fabricación, una forma de inversión que les permita aumentar sus ingresos.

Las patentes entran prácticamente en todos los actores económicos y productivos, desde empresas relacionadas con software, ordenadores, telefonía móvil, entre otros, pasando por las marcas de moda y hasta empresas de comida rápida. Estos han tenido en las patentes sistema de protección e inversión que ha dado muy buenos resultados a los inversionistas.

Tomando como ejemplo la importancia de las patentes en el sector comercial y de lujo, en el año 2019, la asociación nacional de perfumería y cosmética STANPA, dio a conocer un proyecto denominado ‘Feeling Innovation’, en el cual se hacía un análisis de la inversión necesaria en el sector cosmético, asociando a las necesidades de bienestar, sostenibilidad y diversidad que arropar a todos los sectores sociales. Un análisis en que las empresas relacionadas con los productos cosméticos invierten un porcentaje que va entre el 3.4 y 5 % de su facturación a los aspectos tecnológicos y nuevos. Esto dio como resultado un promedio de 2.453 patentes nuevas en toda Europa en el último año. El 36% pertenece a la industria española.

Las patentes en el mundo de la moda son muy importantes

Así como el factor cosmético está dando cambios significativos y se adapta a una constante fórmula tecnológica que crece cada día más, todos los sectores involucrados en la industria también deben abrirse a estas nuevas fórmulas tecnológicas, que les van a aportar mucha más rentabilidad y por supuesto capacidad de inversión.

Esta es una de las razones por las que la adquisición de patentes o asociaciones entre grupos empresarios, es una de las herramientas económicas más importantes de los últimos tiempos.

Otra razón importante es la que dio a conocer la organización mundial de la propiedad intelectual OMPI que asegura que las patentes son la base fundamental que fomenta el desarrollo económico y tecnológico, así como también son promotores de una competencia sana, ya que promueven la motivación financiera desde un punto de vista variado y multitudinario, donde los inventores obtienen grandes beneficios a cambio de la expansión de sus inventos entre el público.

En España, la oficina de patentes y marcas españolas OEPM, define ciertas características para aquellos títulos que reconocen el derecho de explotar de forma exclusiva alguna invención que haya sido patentada, protegiendo de esta manera a sus productores para evitar ser plagiados o copiados, e impedir la fabricación o venta sin el consentimiento del creador. Esto define la exclusividad a aquellos productos, que por su calidad y composición se distinguen particularmente de otros productos parecidos, creando así una marca y una industria que la respalda.

La protección y garantía que otorga este derecho exclusivo protege al inventor y el inversor durante un periodo de 20 años desde que se presenta la solicitud, y de la misma forma que debía hacer la marca, estos tienen una obligación de expandir producción y explotación si desean seguir estando protegidos.

Para solicitar una patente es necesario conocer las dimensiones del territorio que abarca legalmente el dominio, ya que esto determina algún tipo de cambio importante relacionado con el coste y la protección. En España las patentes se gestionan ante la OEPM, o la oficina europea de patentes OEP. Estas se solicitan a través del convenio de patente europea que se firmó en 1986. También es posible obtener registros de patentes a nivel internacional por medio del tratado de cooperación realizado en el año 1989, pero estos solo abarca a los países que firmaron dicho tratado.

Las cadenas de comida son una forma de inversión que están protegidas por una patente

Los trámites para la obtención de patentes llevan varios puntos a tener en cuenta. Las patentes nacionales sin un examen previo, las cuales realizan búsquedas a nivel mundial sobre productos registrados y elaboran informes. Su coste es de 790 euros aproximadamente.

También están las patentes nacionales de España con examen previo, donde se examina por medio de estudios profundos y se determina la concesión o la negación de la patente. Es un procedimiento un poco más caro, pero reconocido por la mayoría de los países industrializados. Su coste es de 1.200 euros aproximadamente.

La patente europea que son gastos de procedimientos, variación y traducción con 5.000 euros aproximados de coste y la fase internacional sin examen preliminar, que engloba a 153 países registrados hasta 2019 y no incluye los procesos de tasas nacionales. Su coste es de 3.250 euros.