El empresario Jeffrey Feinberg compra una de las mansiones más impresionantes del mundo

Se distribuye a lo largo de casi 5.000 metros cuadrados y cuenta con una cancha de baloncesto, dos piscinas o un garaje en el que caben decenas de automóviles.

Mansión Feinberg
Mansión Feinberg FOTO: Feinberg Mansión Feinberg

Un palacio del siglo XXI. Así podríamos definir la mansión que el empresario de criptomonedas Jeffrey Feinberg ha adquirido en Los Ángeles. Su precio, 44 millones de dólares, ya puede hacernos imaginar cómo es.

Vayamos por partes porque así lo merece esta obra maestra de la arquitectura contemporánea. Entre sus principales comodidades encontramos siete dormitorios dobles, once baños con diferentes instalaciones dedicadas al bienestar o dos piscinas que te harían sentir el dueño de Los Ángeles. Asimismo, nos topamos con una estancia de cine con una pantalla que poco tiene que envidiarle a las de las grandes salas comerciales y con un techo de fibra óptica para simular un cielo estrellado, un enorme salón con doble altura y una chimenea lineal ubicada en una pared de piedra monolítica que va desde el suelo hasta el techo o un jardín exterior.

Salón mansión Feinberg
Salón mansión Feinberg FOTO: Feinberg Salón mansión Feinberg

Nos detenemos ahora en varios elementos que quizá sean demasiado ostentosos, pero, oye, si a Jeffrey le parecen indispensables… La mansión cuenta con una peluquería, un acuario, una sala de juegos con simuladores de deportes de alta tecnología...

Cancha de baloncesto mansión Feinberg
Cancha de baloncesto mansión Feinberg FOTO: Feinberg Cancha de baloncesto mansión Feinberg

Feinberg es conocido en Estados Unidos por su amor por inmuebles únicos. A finales de 2019 saltó a la fama por vender su mansión de Hidden Hills de 15 millones de dólares al youtuber Jeffree Star. También fue dueño de un majestuoso edificio situado en un acantilado en lo alto de Point Dume, en Malibú.

Piscina mansión Feinberg
Piscina mansión Feinberg FOTO: Feinberg Piscina mansión Feinberg

No es una mala afición, la verdad, siempre que te lo puedas permitir. Contemos con que su fondo de inversión en bitcoin tiene una capitalización de 1.000 millones de dólares, por lo que para él todo esto es, como supondréis, calderilla.