Increíble subasta no para un reloj mítico, sino para el diseño original de su creador

Casi 700.000 euros por un doble lote exclusivo, obra de Gerald Genta, el creador del espectacular Audemars Piguet Royal Oak.

Diseño del Patek Philippe Nautilus, original de Gerald Genta.
Diseño del Patek Philippe Nautilus, original de Gerald Genta. FOTO: Sotheby's

Más de diez años han pasado ya del fallecimiento del suizo Gerald Genta, pero nadie discute su impresionante valor como uno de los diseñadores de relojes más relevantes e influyentes de toda la historia de los complementos. La introducción de cuatro elementos fundidos en uno solo (tornillos, robustez, caja y brazalete), impensable hasta que él lo propuso , continúa siendo hoy en día regla básica en el moderno moderno de los diseños de relojes.

De su infinito talento y creatividad surgieron algunos de los cronógrafos más icónicos de todos los tiempos. La lista es prácticamente inacabable, pero solo por señalar algunos de ellos, nos podríamos quedar con el Royal Oak de Audemars Piguet, el Nautilus de Patek Philippe, el Ingenieur SL de IWC, el Bvlgari Automatic o el Pasha de Cartier. Incluso, Gerald Genta se atrevió con un reloj rompedor bautizado como Mickey Mouse, en cuya esfera aparecía el ratón más famoso de todos los tiempos, cuyo brazo era el minutero. Con esta joya demostró su transversalidad y la libertad propia de un artista de alta joyería que apostaba por la modernidad y la popularidad.

Genta diseñó el primero de los crónometros citados, el Royal Oak de Audemars Piguet, en el año 1972. Pues bien, 50 años después de la prestigiosa casa de subastas Sotheby’s decidió subastar los diseños originales realizados por artista suiza hace cinco décadas. Y la sorpresa ha sido más que mayúscula ya que, los dos lotes ofrecidos se han vendido por un montante muy cercano a los 700.000 euros, concretamente 692.355 euros.

La subasta, tanto la que se celebró en Ginebra como la que tuvo lugar en la sede de Hong Kong, tuvo una excelente acogida, con postores acudiendo desde los cinco continentes, Finalmente, quien más apostó por los diseños de Gerald Genta fue un coleccionista de arte asiático que logró hacerse con los diseños originales del artista nacido en Ginebra en 1931. Además, los lotes que con contenían cada una de estas obras se completaba con un NFT único.

Genta seguirá de actualidad en el mundo de las subastas, ya que la próxima puja tendrá lugar en la sede ginebrina de Sotheby’s el próximo 10 de mayo. Saldrán a la venta un Royal Oak, propiedad personal de Gerald Genta y cuatro pinturas al óleo realizados por el artista suizo.