Los tres kilómetros que blindan la Cumbre del Clima

Es la denominada «Zona Azul» que establece la ONU por seguridad e Interior ha reforzado el Nivel 4. Metro y EMT aumentan los servicios

Agentes de la Policía Municipal vigilarán y atenderán a la gran cantidad de visitantes que se espera estos días
Agentes de la Policía Municipal vigilarán y atenderán a la gran cantidad de visitantes que se espera estos díasLuis DiazLa Razón

Durante once días Madrid enfrenta el reto de acoger a cerca de 25.000 asistentes a la Cumbre Mundial del Clima (COP25), a los que hay que sumar el gran número de visitantes que acude a la capital durante el puente de la Constitución y la Inmaculada.

Dos de las principales preocupaciones de los organizadores, son, por una parte, la seguridad durante los doce días del evento, habida cuenta de la asistencia confirmada de unos 50 jefes de Estado o de Gobierno y, por otra parte, gestionar la movilidad de los participantes a través de los medios de transporte municipales y regionales.

En cuanto a la seguridad, miembros de la ONU, además de agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y Policía Municipal, así como 450 vigilantes privados, se encargarán de evitar incidentes, para lo que se establecerá un vallado de seguridad de tres kilómetros, como requiere Naciones Unidades, que delimitará los 113.000 metros cuadrados que ocupan los siete pabellones en los que se desarrollará la COP25. Este espacio recibe la denominación de «Zona Azul», al estar administrado por la ONU y en el cual tendrán lugar las sesiones de negociación de la COP25.

Para la coordinación de los agentes policiales se establecerá un centro de control en Canillas, zona próxima a Ifema. Por su parte, el Ministerio del Interior, anunció un reforzamiento del Nivel 4 de Seguridad Antiterrorista, lo que implica un robustecimiento de dispositivos operativos y de inteligencia en la Comunidad de Madrid. Este dispositivo especial que entró en vigor a las 00:00 de hoy, y estará vigente hasta las 24:00 del 14 de diciembre, contempla entre otros objetivos, controles aleatorios de vehículos y personas, tanto en Ifema como en aquellos lugares en los que se concentre una gran presencia de tráfico o de personas. Preocupa la asistencia de grupos radicales que se quieran infiltrar, especialmente en la manifestación convocada el día 6 por FridaysForFuture.

Por lo que a la movilidad respecta, Comunidad y Ayuntamiento han articulado un plan de refuerzo de Metro Madrid y autobuses de la EMT, reforzando las comunicaciones entre Ifema y la capital, así como las conexiones con el aeropuerto. Concretamente se aumentará le frecuencia de trenes en la línea 8, así como el número de autobuses de las rutas 200 y exprés aeropuerto.

Para facilitar el uso del transporte público, la organización va a proporcionar 20.000 tarjetas del abono turístico de cinco días de la Zona A, que se entregarán a los asistentes en el momento de recoger las acreditaciones.

A este incremento en el transporte público no se ha sumado el taxi, que considera que el sector tendrá «capacidad de absorber de una tacada» la demanda de servicio, según declaró la Federación Profesional del Taxi.

20.000 botellas de agua reutilizables
La Comunidad de Madrid repartirá entre las delegaciones asistentes a la COP25 más de 20.000 botellas de agua reciclables y reutilizables de vidrio, bajo el lema «#deMadridydelgrifo» que se podrán rellenar en fuentes habilitadas en el recinto.