Coronavirus

El sector del libro en Madrid teme desaparecer

Reclama cambios en el sistema de adquisición de libro del Programa ACCEDE para evitar el cierre de cientos de negocios en la Comunidad

Una librería cerrada
Una librería cerradaIcAL (nombre del dueño)

Los libreros madrileños ven peligrar sus sector. Creen que la decisión de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid de mantener el Acuerdo Marco para la adquisición de los libros dentro del Programa ACCEDE de Gratuidad de los libros de texto les pone en serio riesgo de desaparecer, además de verse especialmente perjudicados por la crisis del Covid-19.

Desde hace más de un año, el sector del libro madrileño, formado por librerías, distribuidores y editores, ha estado en contacto con los diversos grupos de la Asamblea de Madrid y con la propia Consejería para exponer la situación y buscar fórmulas de consenso que evitaran el grave perjuicio para el tejido librero madrileño del modelo de aplicación previsto. Sin embargo,"la Consejería ha decidido desoír al sector, a la CNMC y a la propia Asamblea y mantener un sistema que condena a la desaparición a muchas empresas", han expuesto en un comunicado.

“La puesta en marcha de este sistema de ayudas a las familias, a través de un Acuerdo Marco para la contratación pública, supone modificar la relación de las librerías con las familias, obligando a éstas a suministrar directamente a los centros educativos, siempre y cuando cumplan con unos requisitos. Obligaciones que han resultado inasumibles para la gran mayoría de las librerías de la Comunidad -sólo 92 de las casi 1.000 librerías existentes participaron y pudieron completar el proceso de licitación-. Dadas las actuales circunstancias que atravesamos, resulta imposible calcular cuántas de ellas se encontrarán en condiciones de mantener los requisitos establecidos”, aseguran. Es más, creen que “no podrán afrontar una Vuelta al cole” sin familias en las librerías.

Los libreros aseguran que el modelo puesto en marcha por la Comunidad de Madrid carga a los centros con la obligación de gestionar las compras permitiendo únicamente un proveedor para cada centro.

“Salvar al diverso y plural tejido empresarial del libro, formado en más de 70% por pequeñas y medianas empresas, no sólo resulta importante por las repercusiones económicas y en puestos de trabajo que puede tener, sino porque permite salvaguardar unas infraestructuras culturales sin las cuáles la cultura madrileña se vería perjudicada”, dicen.

Es por esto por lo que consideran necesario hacer una modificación del actual modelo de adquisición de los libros de texto dentro del programa ACCEDE eliminando el actual Acuerdo Marco y estableciendo un sistema de cheque-libro que, entregado a las familias al comienzo del curso, permita la adquisición de los libros y materiales a los que tengan derecho en cualquiera de los establecimientos libreros de la región sin distinción. En su opinión, esta es la única forma en que, en esta época de emergencia, permitirá seguir atendiendo a los ciudadanos y la salvaguarda de los negocios.