Miedo a volver al colegio

Los alumnos de Primaria con problemas para seguir las clases online regresan el lunes con cita previa en Madrid. Una gran parte de los padres ya ha rechazado que sus hijos vayan a clase

Los colegios volverán a abrir sus puertas el lunes, si Madrid entra en la fase dos, como todo parece apuntar, pero lo harán de manera testimonial. Sólo para los de Educación Primaria, para aquellos que hayan tenido problemas a la hora de seguir las clases a distancia que, en la Comunidad de Madrid se estima que no llega al 10%, cuanto la media nacional que se baraja es del 12%.

Cada centro determina qué niños pueden ser los afectados y, después, el tutor se pondrá en contacto con los familiares para constatar qué alumnos van a retornar para organizar sesiones puntuales. Se tratará más bien de tutorías para dar refuerzo a un grupo de dos o tres estudiantes, como máximo, y con cita previa.

La asistencia será voluntaria. Por eso los profesores han empezado a sondear entre las familias quiénes estarán dispuestos a volver a las clases, pero, de momento, son más los que han mostrado sus rechazo a retomar la actividad académica que los que están dispuestos a presentarse el lunes en las clases con los libros en la en la mochila por miedo al contagio. «Aún no sabemos con certeza cuántos alumnos vendrán, pero las familias están muy reticentes a enviar a sus hijos a los centros con las medidas sanitarias actuales. Y parece que esa va a ser la tendencia porque las notas ya están puestas. De hecho, ya se están haciendo evaluaciones», aseguran a LA RAZÓN desde el Consejo de Directores de centros de Primaria.

Mientras, a partir del 16 de junio, que acaban los exámenes finales de Secundaria, pueden volver los alumnos de segundo curso de Bachillerato para preparar la prueba de acceso a la universidad.

Más tarde, a partir del 23 de junio, cuando presumiblemente Madrid entre en la fase 3, abrirán sus puertas las escuelas infantiles para los padres que tengan dificultades para conciliar.

La Consejería de Educación quería que los alumnos de Bachillerato, Primaria y Secundaria hubieran podido incorporarse a la actividad académica el pasado 1 de junio, tal y como había pedido al Gobierno, pero finalmente no se admitió la medida de flexibilización. Sin embargo, dado que no va a ser posible el retorno hasta el día 8 por el paso a la fase dos de la desescalada, «no tiene sentido que se haga en Secundaria y Bachillerato, ya que los exámenes son el 10 junio, con lo que dos días resulta ridículo», dice Educación.

La actividad escolar para los más pequeños, los alumnos de Infantil en la etapa de 0 a 3, se hará cuando Madrid entre en la fase tres, lo que podría ocurrir a partir del 23 de junio, con lo que las clases durarían hasta el 31 de julio.

Algunos sindicatos de Educación se han mostrado contrarios a que finalmente se abran los colegios para lo que queda de curso. Es el caso de ANPE. Su presidente en Madrid, Andrés Cebrián, cree que «no sirve para nada el esfuerzo porque son más los riesgos que los beneficios, cuando el curso termina el 19 de junio». De hecho, «un niño de Primaria, como mucho va a tener dos o tres sesiones de refuerzo, con lo que tampoco va a suponer un gran avance en su trayectoria académica».

El sindicato CC OO también se ha mostrado contrario a la vuelta a las clases. La secretaria regional de la Federación de Enseñanza, Isabel Galvín, asegura que hay mucho malestar entre los docentes porque aún no está claro el protocolo que hay que seguir para la apertura de los centros, a pocos días de que abran sus puertas. De hecho, hoy está prevista una reunión entre la Consejería de Educación y los sindicatos para analizar el borrador de protocolo sanitario.

Sin tercera hora de Educación Física

También está por ver cómo será la vuelta a las aulas a partir de septiembre. De hecho, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, manifestó ayer en la Asamblea que se abre ahora un período de debate para afrontar desde la Administración la normalidad del próximo curso escolar. «Se abre una gran incertidumbre en todas las administraciones», admitió.

De momento, ya se ha eliminado la tercer hora de Educación Física para el próximo curso en Secundaria, a la vista de que sea necesario utilizar los gimnasios para mantener el distanciamiento social. Educación contempla varios escenarios posibles en septiembre. Uno de ellos incluye el distanciamiento social entre alumnos y el uso de mascarillas y, en el peor de los casos, también se prevé que podamos volver a un periodo de confinamiento puntual que obligue a continuar con las clases a distancia.

Seguimiento del alumno al menos un día a la semana
Los profesores se han implicado de manera generalizada en el cambio que ha supuesto pasar de la noche a la mañana de la educación presencial a la online por la crisis sanitaria. Así lo constata un informe de la Inspección Educativa a partir de cuestionarios remitidos a 154 centros de la Comunidad de Madrid.
Según este estudio, en la etapa de Educación Secundaria y Bachillerato, el 97% de los profesores al menos realiza un seguimiento semanal de las tareas de los alumnos, 7 de cada 10 lo realiza incluso varias veces a la semana y solamente dos de cada cien hace seguimiento quincenal.
En FP, la implicación también ha sido alta. Nueve de cada diez docentes hicieron seguimiento de las tareas de su alumnado al menos una vez cada siete días.
El estudio concluye que el 70% de los centros educativos de la Comunidad de Madrid utiliza de forma masiva las aulas virtuales o bien otras plataformas para impartir docencia.
Del mismo modo, también se ha apreciado un amplio seguimiento de las clases a distancia por parte de los alumnos. Al menos el 90%, según se deduce del informe de la Inspección, mientras que en FP Básica, es algo menor, ya que alcanza el 86%.
En general, la mayoría de los alumnos madrileños han tenido acceso a medios tecnológicos. Los que han contado con dificultades están por debajo del 10%. Para paliar la falta de recursos tecnológicos, Educación ha distribuido 5.500 nuevas tablets y tarjetas SIM de conexión a internet para que los alumnos puedan continuar con el aprendizaje.