Detectan coronavirus en los vertidos de aguas fecales en el río Manzanares

El Seprona de la Guardia Civil ha detectado covid-19 en el río a su paso por el barrio de Perales del Río, en Getafe. Las muestras analizadas son del mes de mayo

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil ha detectado coronavirus en los vertidos de aguas fecales que se vienen realizando desde hace dos décadas al río Manzanares a su paso por el barrio de Perales del Río, en Getafe. En un informe adelantado por el diario ABC y al que ha tenido acceso Efe, el Seprona alerta de la presencia de SARS-Cov-2 en las aguas analizadas en el marco de la operación Arcovid, promovida por esta especialidad de la Guardia Civil ante la situación de emergencia sanitaria provocada por la epidemia de coronavirus. Las muestras, un total de tres, se tomaron el pasado 12 de mayo entre las 10.03 y las 13.13 horas en la calle Abedules de Getafe, junto a la Estación Depuradora de Aguas Residuales Sur de la localidad madrileña.

En el citado informe, el Seprona advierte de que “los resultados demuestran que se están poniendo en riesgo la salud de los vecinos de cada uno de los ayuntamientos que desempeñan sus tareas en las cercanías al río y de aquellos que vivan o trabajen aguas abajo”. El Seprona señala que “estas prácticas y actuaciones (los vertidos incontrolados) suponen en sí mismo un riesgo para la salud y el medio ambiente” y hace alusión a los estudios científicos que analizan la resistencia del coronavirus en el agua, remarcando su persistencia en las aguas residuales, donde “seguirá siendo un riesgo de exposición incluso después de que los individuos infectados ya no estén presentes”. Además, la producción de aerosoles por las aguas contaminadas actuaría como “fuente de riesgo de contaminación para la sociedad” y “podría suponer la infección de un número indeterminado de personas”.

El informe fue enviado el pasado 29 de junio a las consejerías de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y de Sanidad de la Comunidad de Madrid, a la Confederación Hidrográica del Tajo y al Ayuntamiento de Getafe. En la misma fecha, el Seprona ha remitido el informe al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Getafe, que mantiene abiertas diligencias por estos vertidos de aguas fecales al río Manzanares a su paso por el municipio tras una denuncia del partido local Impulsa Getafe. El juez mantiene en la condición de investigados por estos vertidos a la alcaldesa Sara Hernández, a cuatro de los concejales del actual equipo de gobierno y a otra concejal integrante del Gobierno municipal de la legislatura pasada.

La Confederación Hidrográfica del Tajo ha sancionado al Ayuntamiento de Getafe por estos vertidos desde el año 2005, afectando no solo a los mandatos de Hernández, sino también a los de Pedro Castro (PSOE) y Juan Soler (PP). Con el objetivo de poner fin a estos vertidos, el Ayuntamiento de Getafe licitó el pasado 3 de enero la construcción de dos estaciones elevadoras en Perales del Río con una inversión prevista de 1,1 millones de euros procedentes del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles. EFE