Madrid analiza las aguas residuales para anticipar posibles brotes de coronavirus

La Comunidad de Madrid ha iniciado un estudio de aguas residuales en 288 puntos en los que vigilará las aguas fecales para anticipar brotes de covid-19

Estación de tratamiento de aguas residuales del Canal de Isabel II, Madrid
Estación de tratamiento de aguas residuales del Canal de Isabel II, MadridCAM

La Comunidad de Madrid toma muestras de aguas residuales de forma sistemática en 288 puntos de la región desde la semana pasada, unas localizaciones establecidas por los expertos para la realización del estudio epidemiológico de la covid-19 en la región, y que servirán para detectar brotes de coronavirus. Así, la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, a través del Canal de Isabel II, pondrá en marcha junto con la Consejería de Sanidad un sistema de detección y alerta temprana de la covid-19 en la Comunidad de Madrid. “Se trata de ambicioso programa de muestreo que va a permitirnos detectar de forma precoz, si existen rastros de coronavirus en las aguas residuales de la región. Un aspecto fundamental desde el punto de vista epidemiológico para que el sistema sanitario pueda anticiparse a la aparición de nuevos brotes”, ha señalado la consejera de Medio Ambiente, Paloma Martín.

Desde esta semana, se han empezado a tomar muestra de aguas residuales de forma sistemática en 288 puntos, de los que 50 son en Madrid capital. Estos puntos están repartidos por toda la región entre las 157 estaciones que depuran aguas residuales en la Comunidad de Madrid y los más de 15.000 kilómetros de redes de alcantarillado que dan servicio a 6,5 millones de personas. Durante estos meses, el Canal de Isabel II con sus equipos de calidad de las aguas e I+D+i ha trabajado en una metodología para la toma de estas muestras que permitirá asegurar el correcto resultado de los análisis, ha especificado la Comunidad. “Contaremos con una herramienta estratégica de alerta temprana que va a permitir a este Gobierno anticiparse y tomar las mejores decisiones ante eventuales brotes que puedan producirse en las distintas zonas de nuestra región”, ha destacado Martín, y de esta forma la Consejería de Sanidad podrá anticiparse y cortar la cadena de contagios antes de que la población manifieste síntomas y aparezcan los casos clínicos.