Dos menores detenidas por la brutal paliza a una adolescente en Meco

La Guardia Civil ha identificado a los siete jóvenes que participaron en la paliza, cinco de ellos menores de 14 años. Dos han sido arrestadas. Los agentes han intervenido dos móviles que están siendo estudiados

Thumbnail

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de Paracuellos del Jarama, han logrado identificar a siete jóvenes, algunos de ellos inimputables por no haber cumplido los catorce años de edad. Los hechos se remontan al pasado cinco de julio por la tarde, cuando un grupo de menores abordó a otra chica de 16 años, y le propinaron numerosos golpes que provocaron su ingreso en un centro hospitalario de la Comunidad de Madrid, según informa el Instituto Armado.

Tras poner la madre de la menor los hechos en conocimiento de la Guardia Civil de Meco, los agentes pasaron la investigación a los especialistas en Policía Judicial, que iniciaron las labores para lograr localizar e identificar a los autores de los hechos. Tras recabar diversos testimonios, se puso en conocimiento de lo sucedido a la Fiscalía de Menores de la Comunidad. Dos menores fueron detenidas, decretándose su puesta en libertad bajo la tutela de sus padres o tutores.

Durante la investigación los agentes han intervenido dos teléfonos móviles que están siendo objeto de estudio por si pudieran contener elementos relacionados con la investigación.

Los hechos tuvieron lugar en un parque de la localidad. El grupo de menores empujó y pateó a la menor M.C., que cayó al suelo inconsciente. Entonces, los agresores continuaron golpeándola hasta que llegaron varios adultos. La víctima fue junto a su madre a un ambulatorio, pero ante la gravedad de los resultados de las pruebas fue trasladada grave al Hospital de La Princesa de Madrid.

La madre de la víctima explicó que su hija había recibido insultos y amenazas días antes por parte de algunas de las presuntas agresoras, que podrían tenerle envidia por su cantidad de seguidores en redes sociales. También señaló que los presuntos agresores, de edades entre 12 y 14 años, ya habían protagonizados episodios violentos, aunque no tan graves, contra otros adolescentes.