Móstoles excluye a los alumnos de la concertada de las ayudas municipales a los libros de texto

No podrán acceder a las ayudas para la compra de libros de texto y material didáctico del curso escolar aunque cumplan los requisitos de renta para el acceso a dichas ayudas

El Gobierno local de Móstoles, formado por PSOE y Podemos, excluirá de las ayudas municipales para la compra de libros de texto y material didáctico del curso escolar a los alumnos de la escuela concertada, decisión que ha sido critidada por PP y Cs en la localidad. “Vuelve a dar la espalda a estos estudiantes. La alcaldesa, Noelia Posse, no abandona su sectarismo ideológico ni en momentos tan críticos como los que padecemos, y ha decidido seguir excluyéndoles”, ha reafirmado la portavoz popular, Mirina Cortés, según informa Europa Press.

Algo que, según Cortés, originará “que cientos de alumnos se queden atrás”, por lo que exige que rectifiquen y que las bases para el curso 2020-2021 “se abran a todos los alumnos escolarizados en los centros sostenidos con fondos públicos de la ciudad”. No es posible, ha proseguido, que las familias que han elegido la escuela concertada para sus hijos, “aun pagando los mismos impuestos que el resto de los mostoleños y cumpliendo los requisitos de renta para el acceso a dichas ayudas, sean discriminadas por ejercer su derecho de libertad de elección del modelo educativo” que mejor consideren para sus hijos.

Mismos argumentos que destacan desde Ciudadanos, en el que su portavoz, José Antonio Luelmo, insiste en que los únicos perjudicados de todo esto son los niños “que ven como sus derechos son recortados por puro sectarismo ideológico”. Ha calificado de “hipócrita” que el Gobierno local “pregone constantemente que no se va a dejar a nadie atrás, y a las primeras de cambio deja atrás a cientos de familias que libremente han escogido la educación que quieren para sus hijos”.

Desde el Consistorio, la edil de Educación y Juventud, Natividad Gómez (Podemos), ha negado que se discrimine a nadie en la ciudad, defendiendo su decisión y alegando que “es lógico” que las ayudas a las familias para la compra de libros, de material de texto y material didáctico “se dediquen íntegramente a la enseñanza pública, al tratarse de dinero público”. Europa Press