Illa: sin tiempo para la inauguración del hospital de Madrid, pero sí para una televisión europea

El ministro de Sanidad esgrimió “problemas de agenda” al estar en el Consejo de Ministros, reunido en Moncloa, a apenas 20 minutos en coche del centro sanitario de Valdebebas

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, interviene durante una sesión de control al Gobierno en el Senado.
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, interviene durante una sesión de control al Gobierno en el Senado.EUROPA PRESS/J. Hellín. POOL Europa Press

Demasiados problemas de agenda. Los ministros del Gobierno de España se descolgaron ayer de acudir a la inauguración del nuevo hospital de pandemias Isabel Zendal. Siguieron así la estela del titular de Sanidad, Salvador Illa, que no acudió a este acto. Unas ausencias a las que se sumaron los líderes políticos de la izquierda madrileña, pues no acudieron representantes del PSOE, Más Madrid ni Unidas Podemos. Un desplante a la autoridades regionales a las que se sumaron un grupo de personas que protestaron a las puertas del centro sanitario. Sí hicieron acto de presencia los consejeros del Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso así como los portavoces de PP, Ciudadanos y Vox. A nivel nacional, destacó la presencia del presidente Partido Popular, Pablo Casado.

Aunque ya era conocida de antemano, la ausencia del ministro de Sanidad fue la que más polémica acaparó tanto en los días previos como en el acto de inauguración de este martes. La propia Ayuso le remitió una carta con la invitación. Fuentes regionales señalan que el ministro esgrimió «problemas de agenda» para no personarse ayer en Valdebebas. Revisando los actos públicos de Illa –tal y como figuran en la agenda de la web de Moncloa–, el ministro participó, como cada martes por la mañana en el Consejo de Ministros. Hay, sin embargo, dos elementos que echan por tierra la «coartada» del titular de la cartera de Sanidad. En primer lugar, una razón de proximidad: apenas 20 minutos en coche separan el Palacio de la Moncloa del enclave en el en el que se ha levantado el hospital de pandemias. A ello se une otro elemento: otros ministros del Gobierno de Sánchez han realizado actos públicos los martes mientras en Moncloa se desarrollaba la reunión semanal del gabinete de coalición.

Por la tarde, el ministro de Sanidad sí tuvo tiempo para asistir al Pleno del Senado y responder a las preguntas de la sesión de control al Gobierno y, dos horas, más tarde, a las 19 horas, de ser entrevistado en el canal de televisión Euronews.

En representación del Gobierno de Sánchez acudió a la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, que realizó la visita al Zendal en el mismo grupo que Ayuso, el alcalde Martínez-Almeida, el vicepresidente Aguado y el presidente de la Asamblea de Madrid.

Los que sí acudieron hasta la parcela de Valdebebas en la que se ubica el centro hospitalario fueron las cerca de cien personas que se manifestaron en contra de su apertura. Reclamaron que la Comunidad de Madrid utilice las camas cerradas en otros hospitales y denunciando el «negocio de la salud».

En línea con estos argumentos se manifestaron los portavoces de los partidos de izquierdas en la Asamblea. Isa Serra, de Podemos, indicó que acudieron a la manifestación porque «es una chapuza, un hospital fantasma y una propaganda. Por la vía del ladrillo trata de favorecer grandes construcciones en vez del sistema de salud pública». El portavoz de Más Madrid, Pablo Gómez Perpinyà, criticó que Díaz Ayuso, quiera «ejercitar el deporte favorito del PP que es hacerse fotos inaugurando cosas. Es un sitio con más hormigoneras que radiólogos». Ángel Gabilondo, portavoz del PSOE, defendió su ausencia por «coherencia» y aseguró que la construcción de este hospital «no está justificada».