Los políticos que minusvaloraron a la “temeraria” y “ultra” de Ayuso y que han acabado jubilados

Las elecciones del 4 de mayo terminaron con la carrera política de dirigentes de varias formaciones

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso FOTO: David Obach Europa Press

Las elecciones del 4 de mayo cambiaron el curso de la política madrileña. El tsunami de votos logrado por la presidenta Isabel Díaz Ayuso le permitió consolidar su poder en la Puerta del Sol y poner en marcha un gobierno en solitario. Y no sólo eso. Ese martes de mayo también fue la fecha en la que se puso punto final a la carrera política de varios de sus oponentes. Dirigentes de PSOE, Podemos y Ciudadanos que, de una forma u otra, no han tenido más remedio que abandonar la primera línea política tras lo sucedido en las urnas y su derrota frente a Ayuso.

Pablo Iglesias: “Es más de ultraderecha que la ultraderecha”

El ex líder de Podemos y ex número tres del Gobierno de Pedro Sánchez fue el gran perdedor de aquella contienda electoral. Pablo Iglesias dejó su despacho de vicepresidente en el Paseo del Prado para fajarse en la campaña de Madrid y salvar del naufragio a la marca morada, a la que muchas encuestas situaban fuera de la Asamblea de Vallecas. Durante la campaña no ahorró en descalificativos hacia Ayuso. Aseguró que “es más de ultraderecha que la ultraderecha”. No dudó en augurar que el futuro de la presidenta madrileña pase por la cárcel: “Es más que probable que sea imputada y acabe en prisión”. Acusó a Ayuso de “secuestrar” a los madrileños y de pensar que lo público es “una mierda”. También aseguró que Ayuso “desprecia la ley, desprecia el orden, desprecia que las normas de las que nos dotamos están para cumplirse”. Prometió quedarse en la oposición fuera cual fuera el resultado en las urnas. Pero terminó renunciando a todos sus cargos la misma noche electoral.

Pablo Iglesias e Isabel Díaz Ayuso
Pablo Iglesias e Isabel Díaz Ayuso FOTO: José Oliva La Razón

Ángel Gabilondo: “La presidenta del turismo de borrachera”

El candidato socialista a las elecciones de mayo cosechó una derrota sin paliativos. Y eso a pesar de que cuatro años antes ganó en las urnas a Ayuso aunque la aritmética parlamentaria dibujada por los madrileños le privó de conformar un gobierno con Podemos y Más Madrid. No sólo obtuvo el peor resultado histórico del PSOE en unas elecciones al Parlamento de Madrid, sino que, por primera vez, convirtió a esta formación en la tercera, por detrás de Más Madrid. Aunque en un tono menos agresivo que Iglesias, Gabilondo acusó en campaña a Ayuso de blanquear a Vox, de incentivar el “efecto llamada del turismo de borrachera” y de apropiarse de conceptos como la libertad. Su lema de campaña fue “Gobernar en serio”, en clara alusión al concepto que Gabilondo tenía de la forma en que Ayuso ejerce la responsabilidad de presidir Madrid.

Ángel Gabilondo e Isabel Díaz Ayuso
Ángel Gabilondo e Isabel Díaz Ayuso FOTO: Marta Fernández Jara Europa Press

Ignacio Aguado: “Ha perdido la cabeza”

Su socio de gobierno durante dos años, nunca terminaron de entenderse. No había “feeling” personal entre ellos. Circunstancia, que unida al rosario de desencuentros que protagonizaron durante meses, especialmente en lo que concierne a la gestión de la crisis sanitaria, y a la moción de censura presentada por Ciudadanos en Murcia, desembocó en el callejón -sin salida para los naranjas- de la convocatoria electoral anticipada. Tras concretarse la ruptura, acusó a Ayuso de haber “perdido la cabeza” y de “mentir” a los madrileños. También de ser una “irresponsable”. “Yo he visto muchas cosas en política y en mi vida, pero algo tan temerario e irresponsable no lo he visto nunca, ni tan siquiera en la presidenta”, añadió. No fue el candidato de Cs el 4-M.

Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso
Ignacio Aguado e Isabel Díaz Ayuso FOTO: Eduardo Parra