El Gobierno de Sánchez oculta los informes que justifican el cierre de las pistas de esquí de Navacerrada

El Ministerio de Transición Ecológica se niega a facilitar los documentos que sustentan la clausura que indigna a los trabajadores y vecinos afectados

Escaparate, Telégrafo y El Bosque. Son las tres pistas de esquí del Puerto de Navacerrada afectadas por el «cerrojazo» que ordenó el pasado mes de marzo el Gobierno de Pedro Sánchez. Una decisión que cuenta con la oposición de una parte de los vecinos y trabajadores afectados y de las organizaciones y entidades vinculadas con los deportes de invierno. El Ministerio de Transición Ecológica justificó la adopción de la medida para este enclave situado entre Madrid y Castilla y León en la necesidad de protegerlo del cambio climático, ya que, según Moncloa, la temperatura en el último medio siglo ha aumentado en dos grados y la nieve se ha reducido un 25%.

Pese a la contundencia con la que se manifestó el Ejecutivo central y, muy especialmente, la vicepresidenta Teresa Ribera, de momento, los informes que justifican el «cerrojazo» no aparecen. De hecho, el Gobierno de Sánchez se ha negado, hasta el momento, en dos ocasiones a facilitar esos documentos. Tal y como ha podido confirmar este diario, la Federación Madrileña de Deportes de Invierno lo solicitó al propio Ministerio en el transcurso de una reunión. Petición que fue denegada. El segundo «no» a esa solicitud de los informes se concretó la semana pasada. El 30 de septiembre, Pedro Corral, diputado del PP en la Asamblea de Madrid, registró ante el Portal de Transparencia del Gobierno de España esa petición de información. En concreto, demandó una «copia del informe técnico o los informes técnicos que justifican la no renovación de la concesión de la estación de esquí del Puerto de Navacerrada, entre Segovia y Madrid, por parte del Organismo Autónomo Parques Nacionales».

La respuesta le llegó a Corral hace unos días. En ella, la Secretaría General Técnica del Ministerio «resuelve remitir la solicitud, a través de la Oficina de Información Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a la autoridad competente e inadmitirla». Lo que implica que, por segunda vez, el Ministerio de Ribera se cierra en banda a facilitar los informes que justificaron su decisión sobre las pistas de Navacerrada. La negativa de Transparencia ya ha sido recurrida por Corral.

Según reconoce el diputado popular a LA RAZÓN, el Gobierno debería tener en su mano, al menos, tres informes para adoptar una decisión de estas características. Un primer documento en torno al impacto económico y sobre el empleo del cierre de las tres pistas; uno segundo alrededor del impacto social generado, al dejar «sin posibilidad de disfrutar del deporte y de la naturaleza» a colectivos como los alumnos de los colegios que, hasta ahora, visitaban la zona, o como las personas con discapacidad y los mayores que acudían también a Navacerrada. Y uno tercero en el que demuestre que el desmontaje de las pistas no es más perjudicial para el entorno que su mantenimiento. «Esos informes deberían existir», asegura Corral, «e incluir el análisis y la evaluación de las decisiones adoptadas».

Para este diputado popular, la ocultación de estos documentos sólo retrata a «una administración ciega y sorda que toma decisiones de forma arbitraria y que es incapaz de decirle al ciudadano los motivos reales del cierre». Un escenario que le hace sospechar a Corral «que no hay nada» que justifique el cierre y que enmarca en «los ataques contra Madrid» del equipo de Sánchez.