“Caso espionaje”: la sombra de Carromero, un nombre que nadie conoce y una baja de última hora

El director de servicios jurídicos de la EMVS confirmó que no se ha contratado a detectives

El concejal de Cs, Santiago Saura, y la concejala presidenta de los distritos de Usera y Moncloa-Aravaca, Loreto Sordo, en la sexta sesión de la comisión de investigación
El concejal de Cs, Santiago Saura, y la concejala presidenta de los distritos de Usera y Moncloa-Aravaca, Loreto Sordo, en la sexta sesión de la comisión de investigación FOTO: Marta Fernández Jara Europa Press

La sexta sesión de la Comisión de Investigación por el presunto espionaje a Díaz Ayuso, celebrada en la Casa de la Villa, deja, una jornada más, muchas preguntas sin respuesta. Entre otros convocados, comparecía esta mañana Francisco Javier Muñoz, asesor de la concejala presidenta de Usera y Moncloa-Aravaca, Loreto Sordo. El motivo de su presencia, una información publicada por el diario Abc: presuntamente, una persona, llamada Javier Muñoz, se habría reunido en el madrileño Hotel Wellington con Julio Gutiez, de la empresa de detectives Mira, contratada para realizar un supuesto seguimiento a la presidenta regional. “Nunca he estado en el Wellington, nunca me he reunido con un detective y nunca he contratado a ningún detective”, afirmó tajantemente el asesor, respondiendo así a los grupos municipales.

Muñoz recordó que, según dicho artículo, la persona que se presentó en el hotel era un joven de 30 años, cuando él sobrepasa los cuarenta. Del mismo modo, también se refirió a que en dicha noticia, se hacía alusión a que la persona que se encontró con el detective, posiblemente, había dado un nombre falso.

Anteriormente, había comparecido en la comisión su superior, la concejala Loreto Sordo. En su caso, los grupos de la oposición la interrogaron sobre su vínculo con Ángel Carromero, ex asesor de Alcaldía que dimitió el mismo día que estalló el escándalo y al que muchos sitúan como presunto ejecutor de la trama. Sordo aseguró que “somos amigos personales desde hace años” y también que guarda una estrecha amistad con el alcalde.

Sobre la dimisión de Carromero, la concejala afirmó que se enteró de la misma después de la celebración del pleno de Usera, que tuvo lugar esa tarde. Y acerca de la justicia, o la injusticia, de que se le haya señalado como “chivo expiatorio”, afirmó que “no voy a entrar a valorar si es justo o no, es un proceso que está ahí”.

En último lugar, Carlos Medina Martínez, director de servicios jurídicos de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS), se sometió a las preguntas de las concejales. Un organismo que todas las informaciones periodísticas señalaban como intermediadora de los pagos entre los contratantes y los detectives. Medina afirmó que “ni desde 2019 ni anteriormente” se han contratado servicios de espionaje desde la compañía. Con todo, y al igual que otros de los directivos de la EMVS que han pasado por la Comisión, el responsable de los servicios jurídicos añadió que es algo que podría hacerse, si bien para investigar “domicilios de arrendatarios”.

Por otro lado, a Medina Martínez no le constaba investigación interna en la empresa, a pesar de haber sido señalada por el alcalde, José Luis Martínez-Almeida. En su opinión, lo que hizo el alcalde fue “contrastar un rumor (la petición de todos los contratos) pero no una investigación”.

Por último, hay que destacar una ausencia en los comparecientes, que se sumaba a la ya esperada del hermano de la presidenta Ayuso: la de Joaquín Vidal, ex jefe de prensa de Almeida y actual director de Comunicación de la Empresa Municipal de Transportes (EMT). Vidal remitió un correo a las 10.54 horas, minutos antes de la que iba a ser su comparecencia. Más Madrid, PSOE y Recupera Madrid han recordado que el alcalde había asegurado que todos los miembros del Ayuntamiento comparecerían, lo que ha motivado su protesta formal.