Madrid aprueba hoy las obras de la ampliación de la Línea 11 de Metro: 42 meses y este trazado

La inversión que el Ejecutivo presidido por Isabel Díaz Ayuso destinará este proyecto asciende hasta los 500 millones de euros

Ampliación de la Línea 11 de Metro de Madrid entre Conde de Casal y Plaza Elíptica
Ampliación de la Línea 11 de Metro de Madrid entre Conde de Casal y Plaza Elíptica FOTO: La Razón La Razón

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobará hoy, en su reunión semanal, la adjudicación del contrato de las obras de ampliación de la Línea 11 de Metro. En concreto, el que concierne al tramo que conectará la estación de Plaza Elíptica con la de Conde de Casal en la capital. La inversión que el Ejecutivo presidido por Isabel Díaz Ayuso destinará este proyecto asciende hasta los 500 millones de euros. Con este adjudicación se da un paso adelante en la puesta en marcha de una infraestructura clave ya que la administración regional la concibe como un elemento de conexión entre siete de los principales intercambiadores de transporte y los puntos estratégicos para la movilidad de la ciudad, como Atocha o el aeropuerto internacional Adolfo Suárez- Barajas. El proyecto de la prolongación tiene un plazo de ejecución de 42 meses para construir 6,9 kilómetros de vías, los primeros de los 33 con los que contará la futura Línea Diagonal. Este nuevo eje de movilidad, según informan desde la Consejería de Transportes, conectará Madrid de suroeste a nordeste, entre Cuatro Vientos y Valdebebas.

Dos nuevas estaciones

Se crearán dos estaciones nuevas –Comillas y Madrid Río–, y otras tres que servirán de interconexión con las ya existentes: Palos de la Frontera con la línea 3, Atocha con la 1 y Renfe y Ave y Conde de Casal con la 6, por lo que se incrementará la oferta para los usuarios. Con esta infraestructura, la red del suburbano mejorará la interconexión y disminuirá los tiempos de viaje de los vecinos del sur de Madrid. El número de usuarios diarios de la línea 11 se triplicará, pasando de 25.000 a 75.000 y contribuirá a descargar la línea 6, al potenciar la conectividad transversal de la red en el sector del sureste. Además, las estaciones de Palos de la Frontera, Atocha y Conde de Casal serán reformadas cumpliendo con el objetivo de hacerlas cien por cien accesibles. Asimismo, se instalará en Conde de Casal un intercambiador que dará servicio al corredor de la autovía A3, fundamentalmente, y conectará el sur con el este de la ciudad.

Con la puesta en marcha de esta ampliación se da respuesta a una demanda histórica de los usuarios, especialmente de los vecinos de Carabanchel y los de La Fortuna de Leganés, quienes a diario deben realizar necesariamente un intercambio en la estación de Plaza Elíptica hacia la línea 6 para proseguir su viaje hacia cualquier punto de la red de Metro. Cuando se anunció la licitación de este tramo, el consejero de Transportes, David Pérez, puso el acento en cómo «estos 7 kilómetros la red de Metro de Madrid, que facilitará el acceso a los distintos modos de transporte con el objetivo de potenciar el uso de un transporte público de calidad. Además, se conseguirá rebajar la huella de carbono al reducir el uso del vehículo privado. Todas las estaciones contarán con escaleras fijas y móviles, además de ascensores para cumplir con la normativa de accesibilidad y movilidad», asegura a LA RAZÓN el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez. Fuentes de la consejería subrayan que esta nueva prolongación «suma competitividad al Metro, conectando directamente a los vecinos del distrito de Carabanchel de una manera más eficaz con la red de Metro de Madrid, impulsando una conectividad transversal de la red en el sector sureste. La mayor parte de ellos procederán del entorno de las estaciones de Palos de la Frontera, Madrid Río y Conde de Casal. Los vecinos del barrio de Comillas sumarán entre 3.800 y 4.000 viajeros al día».