Las motos eléctricas arrancan en la ciudad en busca de la salud medioambiental

La joven empresa de motocicletas eléctricas, Velca Motor, lanza su nuevo modelo de 125cc, en busca de una circulación “menos contaminante” en la ciudad

Las motos eléctricas abren gas en las carreteras españolas con rumbo a la salud medioambiental. Un golpe de tuerca en el mundo del motor, con el que empresas como Velca se proponen alcanzar una reducción de la huella de carbono “por lo negro y sin salirse”.

De la mano de un equipo de jóvenes emprendedores, en posición de ataque contra el cambio climático, el pasado mes de noviembre nacía esta “startup”de movilidad eléctrica, con el objetivo de ofrecer, al motero de toda la vida, una nueva manera de quemar rueda “menos contaminante, barata y efectiva”.

“La década de 2020 será de la moto eléctrica”. Y es que, desde esta nueva perspectiva, conducir scooter al estilo de la vieja Italia y contribuir con la reducción de los gases contaminantes, se hacen enteramente compatibles. Por esto mismo, la marca de vehículos de dos ruedas habla de salubridad ciudadana y se presenta en el mercado español con un “ambicioso” programa de entrega de motos eléctricas equivalentes a 49cc, junto con el lanzamiento de su nuevo modelo de 125cc.

Hasta el momento, “Tramontana” y “Bora” han figurado como los modelos estrella de esta compañía. Dos prototipos de una marcha, que presumen de una circulación silenciosa, con cero emisiones y con una autonomía que oscila entre los 60 y los 120 km, partiendo de una sola carga. Ahora bien, el próximo mes de marzo, las motocicletas protagonistas compartirán escenario con “Calima”, la primera moto de Velca equivalente a 125cc, que permitirá a esta empresa novata “asentar su liderazgo en el sector español de la movilidad eléctrica”.

El íntegro “compromiso con el medio ambiente, la salud y la convivencia” se ha convertido en el lema de esta firma, que presume de una producción “100% española”. Y es por esto, por lo que sus creadores han anunciado la elaboración de un Instituto para la Salud en las ciudades, que persigue concienciar sobre “la importancia de mejorar nuestros estilos de vida” y “crear ciudades para las personas y no para los coches”.

Se presenta, de esta forma, una meta muy marcada para esta “startup”: “reducir al mínimo las preocupaciones asociadas a la propiedad de un vehículo”, a través de motos con un diseño atractivo y poseedoras de baterías de litio, capaces de "reducir los riesgos de averías, los olores y el impuesto municipal de circulación”.