Sostenibilidad, el eje de los líderes de la energía limpia

Naturgy redobla sus esfuerzos en medio ambiente, acción social y buen gobierno corporativo, y se fija nuevos objetivos medioambientales hasta 2022

Parque eólico Bií Hioxo, en MéxicoNaturgy

La Unión Europea ha convertido el ecologismo en prioridad para las próximas tres décadas. El objetivo, dentro del pacto verde comunitario, es de sobra conocido: lograr la neutralidad de emisiones en 2050 y favorecer un crecimiento económico sostenible en el futuro. Las grandes compañías energéticas juegan uno de los roles más importantes en la consecución de estas metas. Buena parte de ellas se encuentran, por esto, inmersas en un proceso de transformación para adaptar su negocio hacia un modelo más sostenible para la sociedad y para el medioambiente. Este es el eje sobre el que pivotan las estrategias de las compañías líderes en energía limpia.

Naturgy, la única energética española finalista de los Premios Europeos de Medio Ambiente de la Comisión Europea (CE), es un buen ejemplo de ello. En línea con el proceso de transformación iniciado en años anteriores, el grupo promete redoblar sus esfuerzos en materia de medio ambiente, acción social y buen gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés). Para conseguirlo, la compañía trabaja en su Plan de Sostenibilidad 2022, una batería de medidas en línea con el objetivo de global de frenar el aumento de la temperatura del planeta a 1,5 grados. Lo que ya está en marcha es su nueva Política y Plan Global de Medio Ambiente, que recoge las líneas de actuación para el año 2022. Esta nueva estrategia medioambiental «parte de la premisa de nuestro Plan Estratégico, que considera que la transición energética es una oportunidad de la cual la compañía quiere formar parte y ser un agente activo y con determinación», explicó Francisco Reynés, presidente de Naturgy. ¿Su objetivo? «Generar valor sostenible a largo plazo y fortalecer nuestra compañía, siempre respetuosa con el medio ambiente», aseguró, durante la Junta de Accionistas celebrada a finales de mayo. Allí se informó a los accionistas de la creación de una Comisión de Sostenibilidad, que velará por que se cumpla lo pactado en el Plan de Sostenibilidad y supervisará el papel de la compañía en la transición energética.

Hasta ahora, no eran pocos los logros alcanzados por Naturgy en esta materia. Su esfuerzo inversor superó los 1.000 millones de euros, en 2019, con los que se aumentó el peso de estas energías hasta el 27% en su mix energético, unos 4.500 MW. La energética ambién fue la primera compañía española en solicitar el cierre de todas sus plantas de carbón, que dejaron de operar hace unas semanas, en cumplimiento de la Directiva de Emisiones Industriales de la CE.

Sólo en 2019, el grupo redujo un 16% sus emisiones de CO2, un 25% el uso de agua en sus actividades, generó un 66% menos de residuos y revalorizó o recicló el 57% de los residuos producidos. Otro de sus grandes logros fue desarrollar 257 iniciativas de biodiversidad, con las que se alcanzaron una superficie ambiental restaurada superior a 2.600 hectáreas. El 60% de esta corresponde a espacios protegidos o hábitats de especies protegidas. Por todo ello, el índice CDP otorgó el año pasado la máxima calificación a Naturgy, la única energética española y una de las cinco «utilities» a nivel global en conseguirla.

Otro de los aspectos positivos de 2019 lo arroja el balance entre las emisiones de CO2 realizadas y las evitadas. Estas últimas representaron en 2019 un total de 151 millones de toneladas de CO2. Es decir, por primera vez, las emisiones evitadas superaron las totales del grupo (tanto directas como indirectas). Asimismo, Naturgy continúa avanzando en el desarrollo del biometano como exponente de combustible autóctono, neutro en carbono, renovable y dinamizador de la economía rural. La compañía puso en marcha dos proyectos de innovación en gas renovable durante el pasado año, y realizó la primera inyección de biometano en la red de distribución de gas en la historia de España.

GOBIERNO CORPORATIVO

En cuanto al compromiso social, el Convenio Colectivo de Naturgy contiene un amplio capítulo en materia de responsabilidad con la sociedad, igualdad y conciliación de la vida laboral y familiar, dirigido a dar cumplimiento al quinto ODS: igualdad de género. La propuesta de valor de la compañía en conciliación va más allá de los ámbitos tradicionales, como el horario o el cuidado de hijos, y lo amplía. Así queda reflejado en su certificado «EFR global» (es la única empresa en el mundo con esta distinción), renovado por tres años en 2019. La sintonía entre las medidas adoptadas para favorecer la conciliación y las necesidades de los empleados de Naturgy quedó reflejada en la rápida adhesión a ellas: tan solo en la primera semana de vigencia se adscribieron más de 1.000 empleados.

Naturgy tiene, además, un compromiso visible con el talento femenino: la presencia de la mujer en la compañía supera hoy la frontera del 30% del total. Su rol de influencia en diferentes espacios de la compañía también se incrementó y, en 2019, aumentó el porcentaje de mujeres en los equipos directivos y de gestión. A finales de mayo, la Junta General Ordinaria de Naturgy nombró consejeras a tres mujeres, en su compromiso por alcanzar la paridad en el Consejo de Administración. «En una compañía con más de 175 años de historia, estos retos deben acometerse con firmeza y con realismo», explicó Reynés. La compañía tiene el compromiso de aumentar la proporción de mujeres en el Consejo del 25% al 40% en 2021.

Otro eje de compromiso con la sostenibilidad es el modelo de cadena de suministro responsable. En 2019, Naturgy estableció relaciones comerciales con cerca de 7.900 proveedores en todo el mundo. El volumen de compra adjudicado a los proveedores locales fue del 92,37%. En materia de contrataciones, Naturgy sigue protocolos estrictos para asegurar la libre competencia, la transparencia y la trazabilidad a lo largo de todo el proceso. Asimismo, evalúa la gestión de los factores ESG de sus proveedores. En 2019, examinó a más de 7.400.