El Bentley más lujoso estrena motor

El Flying Spur tiene un precio que ronda los 250.000 euros y la marca mantiene además el motor W12 de origen Volkswagen

Bentley Flying Spur V8Bentley Flying Spur V8Bentley Flying Spur V8

El Flying Spur es una de las berlinas más lujosos del mundo. Un coche de gran representación que lo mismo sirve para ir con chófer que para disfrutar de su deportividad conduciéndolo uno mismo. Bentley introduce ahora en su carrocería un motor V-8 biturbo de 4,0 litros y una potencia de 542 caballos.

Bentley Flying Spur interior 2020Richard PardonBentley

Desde hace muchos años Bentley pertenece al Grupo Volkswagen AG y su berlina Flying Spur introduce ahora bajo su capot delantero este motor V8 que le da mayor agilidad y carácter, al tiempo que se beneficia de una mayor autonomía entre paradas de combustible y una reducción de las emisiones. Porque su planta motriz es capaz de apagar cuatro de sus ocho cilindros en condiciones de carga ligera, cuando la demanda de par es inferior a 235 Nm y las revoluciones del motor son inferiores a 3000 vueltas. Esta desconexión es imperceptible para los ocupantes con tiempos de 20 milisegundos.

El Flying Spur V8 es 100 kilos más ligero que la versión W12, lo que hace que el vehículo sea más ágil. El nuevo modelo incluye los últimos avances en tren motriz y chasis; suspensión neumática adaptativa, vectorización de par mediante freno, control de la dinámica de conducción y dirección eléctrica. Además, se pueden agregar la hibridación eléctrica de 48v.y la dirección electrónica en las cuatro ruedas para una agilidad aún mayor.

El nuevo modelo, disponible en configuraciones de cuatro o cinco asientos, incorpora un portfolio de opciones líder en su clase, equipos y tecnología inteligentes e intuitivos adaptados al conductor y los pasajeros. La pantalla giratoria Bentley también está disponible en el nuevo Flying Spur V8, incluido Apple CarPlay, mapas y advertencia de las condiciones de la carretera o el tráfico gracias al servicio de información. Las primeras entregas se efectuarán a finales de año y su precio rondará el cuarto de millón de euros.