Audi A3 Sedán, un A4 en pequeño

Cuando se presentó la nueva generación del Audi A3 la firma alemana anunció que su modelo compacto daría lugar a toda una familia. El tercer integrante de esta saga es la versión sedán que llegará tras el verano.

Cuando se lanzó la nueva generación del Audi A3 ya se anunciaba que además de un tres puertas y el Sportback (5 puertas)la familia del compacto alemán contaría por primera vez con una versión de tres volúmenes, el Sedán. Pues bien, ya está aquí el A3 Sedán. Se trata de un compacto con maletero separado pero cierto aire de coupé; un poco en el estilo del Mercedes CLA.

Pocas novedades en cuanto al diseño externo, que mantiene las mismas características del resto de modelos de la gama A3, con la gran parrilla frontal como principal elemento. Este Audi A3 Sedan está construído sobre la plataforma modular MQB que ya utilizan otros modelos del Grupo Volkswagen como el VW Golf, el Skoda Octavia e incluso el nuevo Seat León.

Evidentemente, en este caso Audi ha hecho crecer de tamaño a este modelo para dotarlo de una mayor y mejor habitabilidad. En concreto, el A3 Sedán alcanza los 4,46 metros de longitud: 22 centímetros más que un A3 de tres puertas y 15 centímetros más que un A3 Sportback. Tampoco está mal el crecimiento en cuanto a capacidad de maletero que ofrece 425 litros de capacidad, es decir, 45 litros más que un A3 Sportback. Eso sí, a ese maletero se accederá mediante una clásica tapa en lugar de portón como ocurre, por ejemplo, en el Seat Toledo, que tiene un tamaño similar.

En cuanto a la gama de propulsores por el momento se han confirmado tres mecánicas de gasolina y sólo una diésel. Pero llegarán más opciones. Todos los propulsores son de cuatro cilindros, están turboalimentados y cuentan con inyección directa.

El motor de acceso es el 1.4 TFSI de 140 CV con sistema de desconexión de cilindros. El siguiente escalón es el 1.8 TFSI con 180 CV, mientras el tope en gasolina está en manos de la versión S3 Sedan, que además de una estética mucho más agresiva utiliza un propulsor 2.0 TFSI con 300 CV de potencia y tracción Quattro.

En cuanto a diésel, por ahora sólo contará con el 2.0 TDI de 150 CV de potencia. Acelera de 0 a 100 km/h en 8,7 segundos y sólo consume 4,2 l/100 km.

Más información sobre el Audi A3 Sedán.