El Citroën C3 adopta el estilo del C4 Cactus

Citroën renueva uno de sus modelos más vendidos, el C3, al que dota de un cierto aire SUV y una estética similar a la del C4 Cactus. Cuenta con más tecnologías y apuesta por el confort interior.

Integra una cámara en el vehículo para compartir imágenes y vídeos.
Integra una cámara en el vehículo para compartir imágenes y vídeos.

A finales de año llegará a los concesionarios españoles la nueva generación del Citroën C3, un modelo que se renueva adoptando una estética más desenfadada y juvenil, en la línea del C4 Cactus, que se fabrica en Madrid. La marca ha vendido hasta la fecha 3,5 millones de unidades del C3 y quiere continuar este éxito con un modelo que hereda los conocidos airbump del Cactus para proteger la carrocería (en posición más baja) y que ofrecerá grandes posibilidades de personalización, con hasta 36 opciones diferentes resultado de combinar los 9 colores de la carrocería y los 3 del techo. Contará con cuatro ambientes interiores, muchos huecos portaobjetos y un maletero de 300 litros.

El nuevo C3 mide 3.99 metros de largo y se asienta sobre la plataforma del DS3 y el Peugeot 208. Cuenta con un interior muy confortable, peo a la vez muy tecnológico, con sistemas como la alerta de cambio de carril, aviso de ángulo muerto, acceso y arranque sin llave, sincronización del smartphone, etc. Entre las novedades, equipa una cámara integrada tras el espejo retrovisor, que permite tomar fotos o vídeos para luego compartir en redes sociales y que también se pone en marcha en caso de accidente.

En el apartado de motores, contará con los gasolina Pure Tech de 68, 82 y 110 CV y los diésel BlueHDi de 75 y 100 caballos.

Más información del Citroën C3.