Criminalidad

Desmantelan un grupo delictivo dedicado a robar en comercios y empresas del Guadalentín

Han sido detenidos los siete integrantes del grupo delictivo como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza

Han sido detenidos los siete integrantes del grupo delictivo como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza
Han sido detenidos los siete integrantes del grupo delictivo como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza La Razón La Razón

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado en la comarca del Guadalentín la operación ‘POINSA’, una investigación establecida para esclarecer una serie de robos con fuerza en sedes de empresas y comercios, que se ha saldado con la desarticulación de un grupo delictivo integrado por siete personas.

Tras la operación, que se encuentra enmarcada en el ‘Plan de lucha contra la delincuencia’, la Guardia Civil ha detenido a los siete integrantes del grupo delictivo como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza, y ha esclarecido más de veintena de delitos.

Las actuaciones se iniciaron cuando la Guardia Civil detectó un incremento de delitos contra el patrimonio en sedes de empresas de la comarca del Guadalentín, unos hechos que habían generado cierta alarma social en el sector.

Los primeros pasos de la operación se planificaron en dos sentidos. Por un lado la realización de inspecciones técnico-oculares y otras gestiones en los lugares donde se cometían los robos para obtener todos los indicios posibles sobre modus operandi y autoría, y, paralelamente, coordinados con efectivos de Policía Local de Lorca y vigilantes de seguridad, se establecieron dispositivos de vigilancia en las zonas más afectadas por los robos para con el objetivo de prevenir que se cometieran más o, en su caso, intentar frustrarlos.

Las pesquisas practicadas permitieron dibujar el modus operandi empleado por los autores de los robos. Inicialmente realizaban un estudio pormenorizado de futuros objetivos, para determinar su viabilidad y planificar el golpe. A la hora de materializarlo, valiéndose de herramientas como mazas, radiales y cizallas, entre otras, accedían por la fuerza a los inmuebles, principalmente naves industriales, donde sustraían efectivo y productos tecnológicos en apenas unos minutos y huían del lugar a gran velocidad.

Utilizaban medidas de seguridad para evitar ser detectados

Durante el desarrollo de la actividad delictiva, el grupo criminal ahora desmantelado ponía en marcha varias medidas de seguridad para evitar ser detectados. Entre otras, realizaban un estudio previo de los objetivos, actuaban durante la noche y en zonas con poca presencia de testigos, usaban ropas oscuras, guantes y pasamontañas para ocultar su identidad, realizaban vigilancias mientras se cometían los robos para alertar de cualquier imprevisto, utilizaban vehículos potentes y planificaban rutas de huida, generalmente por autovías y autopistas.

Los investigadores también han comprobado que los robos los cometían con una considerable rapidez y eran muy eficaces a la hora de neutralizar y evitar las medidas de seguridad de los establecimientos objeto de los robos.

Como eje principal de actuación se encontraba la autovía A-7, por la que se desplazaban y realizaban una delincuencia itinerante con una amplia zona de acción, centrada principalmente en las provincias de Alicante y Murcia, utilizando esta carretera principal como vía de acceso y de huida de los polígonos industriales donde cometían los robos, generalmente varios en la misma noche.

En uno de los dispositivos de vigilancia, establecido en la pedanía lorquina de La Hoya, se identificó a uno de los integrantes del grupo delictivo que, en ese instante tenía asignado el rol de ‘chófer’ y vigilante, ya que utilizaba uno de los vehículos relacionados con la investigación para transportar a los que iban a materializar el robo hasta el objetivo. Mientras realizaba labores de vigilancia para avisar de cualquier imprevisto y posteriormente los recogía y huía con los objetos sustraídos.

En el caso de que la actuación delictiva se planificara con el grupo al completo, se desplazaban en varios vehículos utilizando a uno de ellos como vehículo lanzadera que precedía al que transportaba a la mayor parte del grupo criminal y los efectos del delito.

Los guardias civiles establecieron la principal línea de investigación sobre un grupo de personas con un amplio historial delictivo, de mediana edad, la mayoría de países del Este de Europa y afincados en Alicante, que se encontraba tras la presunta autoría de los delitos investigados.

La Benemérita continuó con la investigación y, una vez obtenidos todos los indicios necesarios, ha localizado y detenido a los siete integrantes del grupo delictivo como presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal y robo con fuerza.

El análisis de la información obtenida durante la investigación ha permitido esclarecer, hasta el momento, más de una veintena de delitos de robo cometidos en empresas y comercios de Lorca y Puerto Lumbreras, no descartando que los ahora detenidos se encuentren vinculados a la autoría de más hechos delictivos.

La mayoría de los detenidos han ingresado en prisión

Los arrestados, junto con las diligencias instruidas, han sido puestos a disposición de las autoridades judiciales competentes, que han decretado el ingreso en prisión de la mayoría de los detenidos.