Escrivá y la lámpara de Aladino

Nos dejó a todos tranquilos con la tajante aclaración de que «es por especular. Todo es muy incierto»

La Razón

José Luis Escrivá es el ministro de Seguridad Social y Migraciones, pero sobre todo es el autor de la famosa teoría económica de «la lámpara de Aladino». Un acontecimiento que marca un antes y un después en la teoría macroeconómica. Hay que reconocer que es un personaje simpático y hábil. Esta capacidad llega al extremo de que los del PP lo nombraron creyendo que era uno de los suyos, para luego descubrir no solo que era socialista, sino que estaba encantado de formar parte de un gobierno con los comunistas. Hace un tiempo me contaron una anécdota muy esclarecedora. El profesor Arthur B. Treadway, experto en inflación y política monetaria, estaba reunido con un grupo de economistas y comentó «Escrivá siempre inventa la rueda y siempre hace las ruedas cuadradas». La realidad ha demostrado que estaba equivocado y así se pudo ver en Antena 3 durante la entrevista que le hizo Susanna Griso en Espejo Público. El ministro desarrolla, con la claridad y brillantez académica que le caracteriza, una teoría que transforma profundamente lo que hemos estudiado sobre las crisis económicas.

El ministro cree que «la recuperación va a ser muy rápida en algunos sectores, va a ser menos rápida en otros, como hablábamos antes, y el efecto neto probablemente se parezca más a la V que a una U, pero va a tener algunos elementos de U. Yo casi, no sé, pero quizá se va a parecer más, pero esto es por especular y por discutir, como a una lámpara de Aladino. Una lámpara de Aladino que hace así y después así pero después tenía… como un candil… es decir, un poquito de U, una subida más rápida y después una asíntota». Y nos dejó a todos tranquilos con la tajante aclaración de que «es por especular. Todo es muy incierto». He estado estudiando y reflexionando al respecto antes de escribir sobre esta cuestión que parece más propia de un programa de humor. La asociación con Aladino puede responder a que viera la película por la noche y le sirviera de inspiración para plantear una disparatada salida de la crisis que no tiene parangón con otra crisis sobre la que tengamos conocimiento. No la he encontrado en las obras de Cameron y Neal, Comín, Tamames, Keynes u otros. Otra opción es que crea que la UE será la lámpara mágica que nos salve del desastre. Las ruedas son cuadradas.