Sánchez: El caballo de Troya
foto-autor

El 19 de noviembre de 2019, recién celebradas las repetidas elecciones generales de ese año, Xavier Vendrell –exconseller de Gobernación de la Generalitat y secretario de organización de ERC– mantenía una conversación telefónica con un empresario del mundo separatista, que fue interceptada por la Guardia Civil en el marco de una operación judicializada. Su contenido, que ya está en el juzgado, es de especial relevancia para que «quien quiera entender, entienda», y «quien tenga ojos para ver, vea». Aluden a la gran oportunidad que para el avance del proyecto secesionista se les abre con Sánchez dependiendo de sus votos. Comentan que hay que aprovechar que les necesita para ser investido presidente para constituir una «mesa de diálogo» con un «caballo de Troya» en su orden del día, que Sánchez pueda vender en el resto de España. Este señuelo, que pretenden «parezca un regalo» pero que supondría «una carga de profundidad que los lleve a la derrota», serían unas «propuestas sobre derechos humanos», por tratarse de un tema que todos respetan, y que serviría de distracción. Para ellos, no era difícil que Sánchez «aceptara ciertas cosas», sino que «pudiera venderlas» al resto de España después.

Sólo quien no quiera ver podrá negar que Sánchez se ha convertido en el auténtico caballo de Troya del separatismo para la destrucción de España. La fotografía de Sánchez y Junqueras sentados en esa mesa negociando «la salida del conflicto catalán», hará historia. Y él hablando de la foto de Colón…