El glisofato y «los venenos»

La Razón
La RazónLa Razón

La Agencia Europea de Productos Químicos tiene previsto publicar este miércoles sus recomendaciones a la Comisión Europea sobre la prórroga, o no, de la autorización del glifosato. Este informe, que no se esperaba hasta el verano, servirá de base para que Bruselas tome su decisión sobre la reautorización del herbicida más utilizado en el mundo. De momento, la autorización del glifosato en la UE se renovó en junio del año pasado por un periodo de 18 meses, a la espera de que la Agencia determine su peligrosidad. Fue un debate polémico y difícil. Las organizaciones agrarias españolas han elaborado un manifiesto en el que señalan que «no disponer de glifosato crearía graves perturbaciones en varios sectores agrícolas de la UE». Mientras tanto, organizaciones ecologistas y de protección del medio ambiente mantienen su oposición al glifosato.

En paralelo, la relatora especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación acaba de presentar un informe en el que arremete contra los pesticidas y contra las grandes multinacionales que los producen por negar sistemáticamente los daños que provocan. En concreto, califica a los pesticidas de «amenaza global contra los derechos humanos» y dice que son los responsables de la muerte de 200.000 personas cada año. También califica de catastrófico su impacto sobre el medio ambiente, la salud y la sociedad, a la vez que exige un tratado internacional que regule y elimine el uso de los más peligrosos y se avance hacia métodos agrícolas sostenibles. De todo lo anterior se deduce que el debate sobre lo que algunos agricultores llaman todavía «los venenos» está servido y va a ir a más.