FC Barcelona

La vuelta al mundo

La Razón
La RazónLa Razón

Leo Messi y Antonella, la boda que ha dado la vuelta al mundo. Estos titulares son los que van en portada de «¡Hola!», con la foto de los novios. Boda cara con muchas estrellas del balompié, todos acompañados de sus esposas, novias o amantes. Viendo el ramillete se desmiente eso tan cursi de que lo que importa es la belleza interior. La verdad es que por fuera son todos unos auténticos bellezones. No dudo de que por dentro posean virtudes similares, pero al final vivimos en un mundo de imágenes y la belleza interior no se muestra en las portadas. Se tuvieron que casar civilmente, ya que el obispo de Rosario, muy acertadamente, no autorizó la boda religiosa en un casino. Decía que el enlace fue caro y costeado. Ejemplo: Shakira y Piqué alquilaron un jet al módico precio de 3.500 euros por hora de uso, no de vuelo, así que calculen que el viaje salió por unos 120.000 euros, y como no tienen edad para que les apliquen el descuento de la tercera edad, lo que toca es pagar el total. Ya que hemos escogido a tan rutilante pareja para el ejemplo, añadamos que sabido es que Piqué tiene una enorme afición por el juego. Tanto es así que se calcula que perdió en el casino donde se celebró la boda más de 1.5000 euros. Sumemos el regalo a los novios y otras tontunas y el bodorrio les ha salido por más de 200.000 euros. No puedo creer que los contrayentes llevaran comisión sobre lo que se jugara aquella noche en el casino. Infamia total. La portada la comparten el nuevo matrimonio con Terelu, que se asoma desde la piscina de su tríplex con el siguiente titular: «Por fin ha llegado el día, estoy curada». La exclusiva en la parte literaria la hace su hermana Carmen Borrego. Más morbo y, además, todo el dinero para las Campos. Me parece estupendo. Entre otras perlas, la presentadora cuenta que «el sexo está sobrevaloradísimo, cuanto mayor soy menos me importa». Eso hasta que aparezca uno que te haga perderte por sus jardines, a sabiendas de que ladrarán los mastines, que te conozco muy bien.