No hay fronteras para los asesinos

La Razón
La RazónLa Razón

Igor «el ruso», el hombre que asesinó a tres personas en Teruel, puso en evidencia el sistema que controla la libre circulación de personas en Europa. Este asesino huyó de la Justicia italiana y burló todos los controles hasta recalar en España sin levantar sospecha alguna. Hay que exigir más comunicación entre policías y más restricción en los controles.