Moncloa confirma que Sánchez no irá a la investidura sin los votos de ERC

Tal como adelantó ayer LA RAZÓN, el líder socialista no se presentará antes de Navidad si no tiene asegurados los apoyos, porque una investidura fallida el 19 de diciembre, supondría elecciones en Semana Santa

El Gobierno mantiene su deseo de que Pedro Sánchez se someta a la investidura antes de Navidad para ser presidente con todas las facultades antes de que acabe el año. Sin embargo, este deseo está condicionado a la búsqueda y consecución de apoyos en la que se encuentra inmerso el PSOE, y que ayer le llevó a reunirse con ERC con este objetivo. Y es precisamente porque sin tener asegurados los votos de esta formación, no se agendará un debate en diciembre, sino que se esperará a enero para seguir negociando.

Moncloa ha confirmado hoy lo que ayer ya adelantó LA RAZÓN, que Sánchez no irá a una investidura en la semana del 16 de diciembre si no tiene asegurada la abstención de los 13 diputados de ERC.

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que el candidato socialista no irá a una investidura fallida, como ya ocurriera en julio, cuando se fijó el debate sin tener atados los apoyos suficientes para superarla. Entonces se hizo como medida de presión, pero en septiembre ya no se obró de esta manera y ahora mucho menos, porque forzar una investidura fallida el 19 de diciembre, fijaría automáticamente la repetición de elecciones -las terceras- en el Domingo de Ramos (5 de abril), en el inicio de la Semana Santa. Una eventualidad que Moncloa descarta.

Si para la ronda de consultas con el Rey, que se baraja a partir del 10 de diciembre, y que podría prolongarse hasta el 12 por la irrupción de nuevos partidos -hasta 18 formaciones desfilarían por Zarzuela-, Sánchez no tiene cerrados los apoyos, la investidura no se fijará para la semana siguiente, sino que se dejará más tiempo -posponiéndola a enero- para negociar.