Sevilla estrena arzobispo: el “cofrade” José Ángel Saiz Meneses

El Papa Francisco ha designado al hasta ahora obispo de la diócesis barcelonesa de Tarrasa para que tome el relevo de Juan José Asenjo

El obispo José Ángel Saiz Meneses
El obispo José Ángel Saiz MenesesLa Razón

José Ángel Saiz Meneses es desde hoy a las doce del mediodía el nuevo arzobispo de Sevilla. El hasta ahora obispo de la diócesis barcelonesa de Tarrasa hace las maletas para ponerse al frente de la archidiócesis hispalense. El Papa ha elegido a este conquense de 65 años para suceder a Juan José Asenjo, de 75 años, después de algo más de una década al servicio de la capital hispalense.

Se pone así fin a un largo periodo de incertidumbre en Sevilla. Y es que desde hace tiempo Asenjo venía solicitando su relevo por motivos de enfermedad. Hace cuatro meses, si delicada situación le llevó a escribir una carta a todos los fieles sevillanos para reclamar al Vaticano que acelerara su relevo al agravarse su estado de salud. Un grito público de dolor que ahora encuentra respuestas en la persona de Saiz Meneses.

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, antes de anunciar el nombre de su sucesor
El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, antes de anunciar el nombre de su sucesorKiko HurtadoLa Razón

A Sevilla llega un hombre cercano, de buen humor y fácil en el trato. Como sacerdote se ha movido en distintos ámbitos de la pastoral: capellán hospitalario en Valladolid, profesor de religión en Toledo, responsable de la pastoral universitaria en Barcelona, consiliario de Cursillos de Cristiandad… Se formó, primero en el Seminario Menor Nuestra Señora de Montealegre de Barcelona, y, posteriormente en el Seminario Mayor de Toledo, donde cursó filosofía, espiritualidad y teología. Entre tanto estudió psicología en la Universidad de Barcelona.

En 2001 fue nombrado obispo auxiliar de Barcelona por Juan Pablo II para apoyar al cardenal Ricard Maria Carles. En 2004 se confió en él para que pusiera en marcha la diócesis de Tarrasa, de nueva creación -con todo lo que implica- debido al aumento de población en el entorno de Barcelona, lo que llevó a la archidiócesis catalana a fragmentarse en tres. Así, como pastor de periferia, a 40 kilómetros de la ciudad condal, han transcurrido para él los últimos 17 años. Miembro de la Comisión Ejecutiva y de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, es apreciado por sus hermanos obispos y actualmente además forma parte de las comisiones de apostolado seglar y de pastoral.

Como prelado, se ha sentido especialmente identificado con la piedad popular, un sentir que ahora se convierte en un plus para su aterrizaje sevillano. Sin temor a equivocarse, se puede hablar de Saiz Meneses como un obispo ‘cofrade’, en tanto que ha sido impulsor de no pocas iniciativas en este ámbito en la diócesis catalana. De hecho, en 2013 fue el anfitrión del primer encuentro nacional de jóvenes de hermandades y cofradías, que sirvió como impulso para entretejer un movimiento asociativo y participativo de las nuevas generaciones cofrades de toda España.