Los infectados por coronavirus ocupan ya la mitad de las UVIS de Madrid

El número de enfermos muy graves se dispara hasta los 260 en los hospitales madrileños, 236 con respiración asistida. Hace tres días sólo había 102

A pesar de que lo peor está aún por llegar, la situación en los hospitales madrileños -los más golpeados hasta ahora de toda España por la crisis del coronavirus-, empieza a ser dramática. La avalancha de enfermos en las últimas horas es tal, que en algunos centros empiezan a escasear termómetros individualizados, Equipos de Protección Individual (Epis) y diversos materiales. En otros, hay tal carestía de camas que se ha llegado incluso a repartir a positivos por el Covid-19, la enfermedad causada por este mortífero virus, en unidades de enfermería de inmunodeprimidos, pidiendo perdón a sus sanitarios porque no quedaba más remedio, según fuentes sanitarias.

Las últimas cifras de ingresos en poder de LA RAZÓN son más que preocupantes. Por un lado, revelan la multiplicación a pasos agigantados que está experimentando el número de infectados y que, a juicio de los especialistas, hacen quedarse cortas, muy cortas, las previsiones formuladas ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de que dentro de una semana habrá 10.000 ciudadanos aquejados por el virus en el país. Por otro lado, explican la carrera contrarreloj que están emprendiendo las autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid para habilitar camas extra en otros dispositivos y su intento desesperado de crear centros sanitarios libres del virus para poder ingresar en ellos a pacientes con otras patologías. De lo contrario, éstos no podrían recibir la atención urgente que necesitan.

Centro a centro

Las cifras a las que ha tenido acceso este periódico ponen de manifiesto la lucha titánica que, por ejemplo, mantiene La Paz en la contención de la enfermedad. Hace apenas tres días, este gran centro hospitalario de la capital contabilizaba 8 pacientes ingresados en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI), el servicio destinado a tratar a los pacientes más críticos. Ahora, el número se eleva a 20 enfermos. 15 de ellos recibían respiración asistida. De momento, el hospital gestionado por Rafael Pérez Santamarina registra un fallecido.

Si grave es la situación en este centro, no lo es menos la que atraviesan el Hospital de Vallecas, la Fundación Jiménez Díaz, Torrejón, Alcalá de Henares y Villalba. El Hospital Infanta Leonor de Vallecas ha sido uno de los más golpeados por el avance del virus y la afluencia de enfermos desde el minuto 1 del estallido de esta crisis pandémica. Hace tres días contabilizaba 6 enfermos en UVI. Por la mañana, su servicio de críticos albergaba 17 pacientes, todos ellos con respiración asistida, aunque por la tarde el número se redujo afortunadamente a 15. Los médicos en este centro no dan abasto en una lucha sin cuartel que amenaza con dejarles sin medios suficientes para afrontar la avalancha.

Otro de los hospitales más “acosados” por el virus es la Fundación Jiménez Díaz. La antigua Concha -así se llamaba antes a este centro- contabiliza 16 infectados en UCI, de los que 15 necesitaban el respirador para permanecer con vida. El número se ha duplicado en apenas tres días. Dicho centro contabiliza, además, un fallecido, según fuentes sanitarias.

El tercero en la lista es Torrejón, uno de los que más ha sufrido la avalancha desde el principio del brote pandémico. En total, contabilizaba 14 enfermos en UVI, todos ellos con respirador. En este centro han fallecido ya tres pacientes.

El cuarto hospital más golpeado es el Príncipe de Asturias, de Alcalá de Henares. Como informó ayer este periódico, en dicho hospital han llegado a acumularse varios exitus -fallecidos- en planta. En total, hay 17 pacientes ingresados en UVI, todos ellos con respirador, y se registra un fallecido.

A ellos se les ha sumado Villalba, también muy golpeado, que contabiliza 10 infectados en su UVI. En el Clínico San Carlos, los infectados se elevan a 15 y 13 de ellos reciben respiración asistida. Hace tres días, el número de afectados era sólo de cinco. El Gregorio Marañón, por su parte, mantiene 14 infectados en la UVI, 13 de ellos con respiración asistida.

El miércoles, sin camas hospitalarias

En total, los hospitales madrileños contabilizan 260 pacientes graves ingresados en las UVIS, 236 de ellos con respiración asistida. Hace apenas tres días, el número era de 102, lo que da idea de la velocidad de expansión de la epidemia. Como Madrid dispone de 540 camas de UVI en todos sus hospitales, apenas quedarían ya 280 libres para atender desde ellas a los enfermos más graves, además de a otros que estén libres del virus pero presenten otra patología.

Fuentes sanitarias aseguran que el miércoles como muy tarde dichas camas estarían ocupadas, lo que pondría la Sanidad madrileña al borde del colapso. La intención de las autoridades sanitarias de la Comunidad es incrementar dicho volumen de camas hasta al menos 1.000. La duda de los médicos es si dará tiempo para llevar dicho plan a tiempo antes de que las camas ya existentes estén totalmente ocupadas.