Cómo elegir la mejor mascarilla infantil para la vuelta al cole

La certificación es la única forma de garantizar su efectividad. La OCU estima un coste mínimo mensual por niño de 3 euros usando las mascarillas higiénicas reutilizables y 27 euros con las de un solo uso

La lista de material escolar también incluye este año un nuevo producto: las mascarillas. Esta nueva “prenda” del uniforme de los estudiantes españoles es una pieza clave para garantizar la seguridad de los pequeños de la casa en la vuelta al cole. Por ello, su elección puede ocasionar a los padres más de un quebradero de cabeza, a lo que hay que añadir, además, que su uso continuado supondrá un esfuerzo económico para las familias a lo largo de todo el curso. Antes la enorme oferta disponible en el mercado, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) aclara las principales dudas sobre los modelos más recomendables, su certificación, precios, número de usos y tamaño.

¿Qué opciones hay?

Las mascarillas higiénicas son las más indicadas para su uso como prevención por la población sana", según la OCU. Las hay de dos tipos: desechables o reutilizables. También puede acudirse a las mascarillas quirúrgicas, que tienen la categoría de producto sanitario, están homologadas y son desechables. Este tipo de mascarilla que, en principio, era solo para adultos, ahora empieza también a verse en categoría infantil.

En cuanto a sus pros y contras, las reutilizables son más sostenibles y más económicas, pero su versión infantil es más difícil de encontrar. Mientras, las mascarillas infantiles desechables se encuentran más fácilmente, están homologadas, pero son bastante más caras, “hasta 10 veces más si se calcula su coste por uso”, explica la OCU.

¿Cómo saber si está homologada?

La clave está en el etiquetado. Las mascarillas higiénicas homologadas no llevan el marcado CE, pero sí  la indicación de la norma a la que se ajustan. Las reutilizables deben llevar la certificación UNE 0065, lo que garantiza, al menos, un 90% de eficacia de filtración bacteriana. En el caso de las desechables, la certificación correspondiente es UNE 0064 e indica que tienen mayor eficacia de filtración bacteriana: al menos un 95%. La venta de mascarillas con otra certificación o no homologadas está permitida, pero la OCU advierte que no se tiene certeza de su eficacia: “la homologación es, a día de hoy, una garantía”.

La compra en farmacias no garantiza que estén certificadas, advierte la Organización de Consumidores y Usuarios. También allí deberá comprobar el etiquetado, ya es habitual encontrar mascarillas reutilizables infantiles con la debida certificación junto a otras sin ese certificado.

¿Cuánto cuestan?

-El precio por unidad de una mascarilla reutilizable infantil varía mucho. En farmacias las más baratas rondan los 3,5 euros (admiten 5 lavados) y el precio se puede disparar hasta los 14,5 euros (dicen permitir hasta 135 lavados). No obstante, lo que hay que tener en cuenta es el precio por uso, ya estas últimas tendrían un precio mínimo por uso de 0,10 euros. Aunque pueden encontrarse aún más baratas en algunas cadenas de supermercados y material deportivo: en Consum salen por 0,99 euros (5 lavados), y en Decathlon por 5,99 euros (hasta 70 lavados); lo que a su vez se traduce en un precio mínimo por uso de 0,05 euros.

-El precio de una mascarilla infantil desechable por unidad y uso es de 0,45 euros en supermercados y 0,50 euros en algunas farmacias, aunque en estos últimos establecimientos pueden costar más de 1 euro. En base a los precios recogidos y teniendo en cuenta que se recomienda cambiarlas (o lavarlas, en el caso de las mascarillas reutilizables) cada cuatro horas, la OCU estima un coste mínimo mensual por niño de 3 euros usando las reutilizables y 27 euros con las de un solo uso

¿Cuántas veces se pueden usar?

Dependerá del producto. La OCU aconseja buscar la información en el envase y recuerda que con “con los lavados a la larga se puede resentir la eficacia antibacteriana”.

¿Qué tamaño debe elegir?

Elegir el tamaño adecuado permitirá que la mascarilla se ajuste correctamente a la cara del niño. Hay tres tallas de mascarillas infantiles para elegir: los niños de 3 a 5 años deben lleva la talla pequeña; la mediana es para niños de 6 a 9 años y la talla grande, hasta los 12 años. A partir de esa edad, ya pueden usar las mascarillas para adultos. Además, aunque su uso solo sea obligatorio a partir de los seis años, también es aconsejable que los estudiantes de infantil (de 3 a 5 años) acudan a las aulas equipados con ellas.