Sólo el 3% de los españoles forma parte de una asociación de pacientes

A tenor de la crisis que se avecina, desde OAFI aconsejan que la población se involucre para su protección

Foto de archivo del Centro de Salud Las Cortes en el que se puede leer un cartel de "Plantilla insuficiente riesgo inminente" durante la huelga del colectivo de enfermerosJesús G. FeriaLa Razon

Desde la llegada de la pandemia, muchas enfermedades, entre ellas la artrosis, se han visto desplazadas por la Covid-19. Una situación que exige que los pacientes se conciencien de que deberán ser responsables de su salud en los años que están por venir. Así lo ha manifestado el Dr. Josep Vergés, presidente de la Fundación Internacional de Pacientes con Artrosis (OAFI) durante el IV Congreso Internacional de pacientes con artrosis celebrado en Barcelona. En ella participó Santiago Niño-Becerra, catedrático de Estructura Económica en el IQS de la Universidad Ramón Llull de Barcelona, quien aseveró que «estamos en el fin del modelo de protección social tal y como lo hemos conocido». Durante su intervención, «La sostenibilidad del sistema sanitario. ¿Y esto quién lo paga?», el economista explicó que «no se puede hablar de tendencias porque la pandemia ha roto la tendencia –económica– que llevábamos desde el año 2007, que era bastante uniforme salvo en 2010 a nivel mundial y en la OCDE. Pero con la llegada de la pandemia, se produce un hundimiento monstruoso a partir del segundo trimestre de 2020. De hecho, para compararlo tendríamos que remontarnos al siglo XVIII, a las crisis agrarias en las que se producían esos parones tan tremendos debido a una oleada de malas cosechas y sequías. En época moderna no ha sucedido nada parecido, nunca ha habido un parón así de la economía». «En el caso de España, las previsiones del PIB para 2020 era del 2%. Sin embargo, las previsiones que el Gobierno hizo el pasado 11 febrero, cuando el virus ya estaba en China, en Irán y llamando a la puerta de Italia ya bajan al 1,6%. Es decir, que cuando el virus llega a España, ya estamos mal. Y que en 2025 yendo las cosas bien, como dice el FMI, tendremos un hundimiento del PIB y luego recuperación que en 2025 es del 1,5, es decir, un crecimiento insuficiente», precisa.

«Este año España cerrará con un déficit catastrófico del 14%. Luego la previsión es que mejora, pero en 2025 vuelve a empeorar. La deuda pública crece espectacularmente 123%, 121%, hay previsiones que apuntan a deudas del 130%. Para encontrar algo similar hay que remontarnos a la Guerra Civil. Es una situación catastrófica. España en términos económicos, es un Estado fallido. Su gran problema es la productividad».

En cuanto a la evolución de la deuda pública, el economista explica que en el escenario 1 en el que se consigue una vacuna rápida y el control de la pandemia, España no conseguirá hasta año 2042 alcanzar el nivel de deuda con el que cerró el año 2019, que ya era una exageración el 95,5% del PIB. Eso en el escenario más optimista. En el segundo, no conseguirá tener el déficit de 2019 hasta 2055. Pero es que en el Tratado de Maastricht el objetivo que se acordó fue alcanzar un nivel deuda del 60% del PIB. España no consigue alcanzar ese nivel de deuda en el escenario uno hasta 2056 y en escenario dos hasta 2064».

Y dada la esperanza de vida actual y proporción de mayores de 65 años, «el modelo de protección social tal y como lo hemos conocido lo tenemos que dar por acabado. Tenemos que pasar del sistema que protege a tomar acciones para su protección», concluye el economista. «Hay muchas asociaciones de pacientes, pero sólo el 3% de los españoles forma parte de una asociación porque el sistema sanitario es bueno, pero con el cambio de paradigma al que nos enfrentamos hay que ser activos y estar informados», explica Vergés.