Sociedad

Carlos López-Otín: «Es más fácil sobrevivir al cáncer que sucumbir a esta enfermedad»

“Egoístas, inmortales y viajeras” es el título del nuevo libro del catedrático de Bioquímica de la Universidad de Oviedo, quien sostiene que “es una exageración afirmar que la inmunoterapia es el presente y el futuro en la lucha contra los tumores”

Carlos López-Otín, catedrático de Bioquímica de la Universidad de Oviedo
Carlos López-Otín, catedrático de Bioquímica de la Universidad de Oviedo FOTO: Alberto R. Roldán La Razón

Pese al derechazo que le supuso que «Nature» le retirase el premio de «líder ejemplar de laboratorio», el bioquímico logró salir de la depresión y continúa compaginando su labor docente con el de la investigación. Es miembro de la Real Academia de Ciencias de España, entidad que le apoyó en su día al no encontrar evidencia alguna de fraude en sus publicaciones. «Egoístas, inmortales y viajeras» es el título de su nuevo libro (Paidós). Uno a priori no pensaría que va a versar sobre el cáncer, aunque el mensaje es potente.

Porque una célula tumoral tiene que adquirir tres propiedades para transformarse: olvidar el altruismo, volverse egoísta y crecer. Segundo, las células tumorales tienen que volverse inmortales, y las células malignas necesitan seguir, viajar a través del organismo y colonizar otros territorios. Este libro no es sobre la melancolía, sino sobre la vida, que es imperfecta y uno de los riesgos que tenemos que asumir y el precio a pagar por vivir es el envejecimiento. Pensar que cáncer es igual a muerte es un grave error. Este libro trata de explicar que hay muchas interpretaciones incorrectas. Más de la mitad de los pacientes con cáncer se cura, es más fácil sobrevivir que sucumbir a esta enfermedad.

¿Teniendo en cuenta las recidivas?

Sí. Hay tumores que se controlan. Hoy la Ciencia y la Medicina regalan salud, tiempo y vida en relación con el cáncer y con otras muchas enfermedades. No hay que hablar en susurros ni con metáforas sobre el cáncer. Es una enfermedad más, aunque muy frecuente, pero no es de las más graves.

¿Cuáles son más graves?

Muchísimas. ¿Cuántos se curan de enfermedades degenerativas?, ¿cuántos de enfermedades raras? Para la mayoría no hay cura. Toda enfermedad tiene una lógica molecular y hay que descifrarla, y saber que mientras haya vida habrá cáncer.

¿Por qué nos aterra el cáncer y, sin embargo, no vamos a revisiones periódicas?

Provoca mucho miedo porque surge desde nuestro interior, es algo que nos sorprende. También nos da miedo el posible dolor que vaya a causarnos. Es curioso que los tratamientos contra el cáncer generan tanto miedo o más que la enfermedad. También nos inquieta el no saber el por qué: ¿Qué hemos hecho mal para tener un tumor?, ¿por qué a mí si no fumo? Ese miedo a algo que desconocemos, a no saber qué nos lo ha provocado. Y por supuesto, el miedo a que nos robe la vida. En cuanto a las revisiones, debemos aprender a asumir nuestra responsabilidad y cumplir las medidas de prevención. La mitad de los tumores podría reducirse o incluso evitarse si se siguieran unas pautas de prevención y no las seguimos en general. Sigue habiendo miles de fumadores, y no hay ni uno que no sepa que fumar causa cáncer, lo mismo sucede con la obesidad. Hacer ejercicio rutinario es una buena estrategia de prevención y un 30% población no lo hace. ¿Quién no sabe que llevar una alimentación basada en productos naturales y evitar los procesados y los ultraprocesados es lo mejor que hay que hacer? Es necesaria una estrategia de activismo social frente al cáncer al estilo Greta Thunberg.

¿Cuál es el futuro de la detección precoz frente a los tumores?

Hay varias estrategias, una mediante pruebas de cribado para tumores específicos, y todas las CC AA tienen sus programas, algo por lo que tanto ha luchado la Asociación Española contra el Cáncer. Por cierto, los beneficios de este libro son íntegros para la AECC.

¿La inmunoterapia es el presente y futuro para combatir el cáncer?

Es una exageración. No es un tratamiento universal. La inmunoterapia ha curado a muchos pacientes con melanoma, con cáncer de pulmón y otros tipos. Pero hay tumores para los que la inmunoterapia no sirve. Y es que el futuro del cáncer no es único, cada tumor es diferente. Uno de cada dos varones en el futuro tendrá esta enfermedad. Hay que progresar en el conocimiento.