Sociedad

Inteligencia artificial: un aliado frente al dolor lumbar

El desarrollo del proyecto permitirá recoger información de las principales alteraciones de la columna en pacientes con dolor lumbar crónico inespecífico
El desarrollo del proyecto permitirá recoger información de las principales alteraciones de la columna en pacientes con dolor lumbar crónico inespecífico FOTO: Unizar

La inteligencia artificial permite crear fármacos en la mitad de tiempo, al agilizar los plazos de la investigación; ayuda en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades, y permite, entre otras muchas cosas, mejorar el seguimiento y el control de pacientes crónicos. La tecnología aplicada a la salud se ha convertido en herramienta clave. También en el ámbito de la fisioterapia.

Así, la investigación con sensores que integran inteligencia artificial puede permitir detectar patrones alterados de la cinemática (movimiento) en pacientes con dolor lumbar, lo que ayudaría a tratar de forma personalizada este dolor, uno de los más antiguos y frecuentes de la humanidad, muy probablemente como consecuencia de nuestra condición de bípedos, y es que se estima que el 80% de la población lo padece en algún momento de su vida.

Con este objetivo un grupo de investigadores del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón y de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Zaragoza, junto a la Escuela Universitaria de Fisioterapia de la ONCE, centro adscrito a la Universidad Autónoma de Madrid, pusieron en marcha hace ya más de un año el proyecto TeleEDxPhysio para dar respuesta a las necesidades de los pacientes con dolor lumbar crónico inespecífico, incluyendo entre ellos, a colectivos de pacientes con discapacidad visual.

El proyecto se centra en el diseño de algoritmos a través del uso de sensores con inteligencia artificial que permitirán detectar anormalidades en los patrones de movimiento de la columna lumbar no detectables por el ojo humano y profundizar así en la investigación del dolor lumbar crónico inespecífico.

El dolor lumbar suele tener una causa multifactorial (factores biomecánicos y psicosociales, entre otros). Gracias a estos sensores, el fisioterapeuta podrá identificar y valorar cuantitativamente parámetros biomecánicos relativos al movimiento de la columna lumbar del paciente que contribuyan no sólo al diagnóstico, sino también a la prevención del dolor.

Además, la investigación, que recientemente ha recibido financiación del Gobierno de Aragón para seguir desarrollándose hasta 2023, incluye entre sus objetivos que los resultados de la investigación puedan trasladarse a la práctica clínica de los fisioterapeutas mediante su inclusión en plataformas de tele-rehabilitación como Hefora, actualmente utilizada por el Colegio Oficial de Fisioterapeutas de Aragón para que sus colegiados puedan prescribir ejercicios personalizados a sus pacientes.

A su vez, el proyecto destaca por su aportación social y su enfoque inclusivo, ya que permitirá a los profesionales y pacientes con discapacidad visual beneficiarse de este tipo de sistemas.

Los investigadores destacan el avance que puede suponer el uso de un sistema de sensores capaces de ejecutar algoritmos de inteligencia artificial en la práctica clínica de fisioterapia, permitiendo su inclusión en tiempo real en plataformas de tele-rehabilitación que faciliten el tratamiento y seguimiento de sus pacientes.

El desarrollo del proyecto dará lugar, entre otras cuestiones, a recoger información de las principales alteraciones de la columna en pacientes con dolor lumbar crónico inespecífico, analizar mediante inteligencia artificial las variables que permiten averiguar la posibilidad de sufrir un episodio de reagudización, así como ayudar al fisioterapeuta tanto a predecir nuevos episodios de dolor lumbar como a valorar la efectividad de los tratamientos que realiza.

Además, este proyecto incluye, en su fase final, la integración de estos sensores en una plataforma de teleasistencia, de forma que todos los pacientes puedan acceder a un servicio de diagnóstico de fisioterapia a distancia, una necesidad que se ha puesto de manifiesto durante la pandemia y, sobre todo, durante el confinamiento.