Sociedad

Los pacientes con Covid-19 tienen más riesgo de sufrir estas enfermedades tras la infección

Un nuevo estudio del King’s College de Londres confirma que contagiarse dispara las probabilidades de padecer patologías muy comunes tres meses después de la infección

La incidencia de la Covid-19 sigue en índices muy altos en España
La incidencia de la Covid-19 sigue en índices muy altos en España FOTO: Gonzalo Pérez Mata La Razón

Con los contagios de Covid-19 todavía por las nubes en nuestro país, después de que Sanidad haya notificado 41.683 nuevos casos de coronavirus, más de la mitad en mayores de 60 años, resulta importante advertir que la infección no resulta inocua. De hecho, aunque las vacunas cumplen claramente su función y los pacientes pueden pasar la enfermedad de forma más leve, sigue demostrándose que no se trata de una cuestión baladí, ya que los pacientes que contraen COVID-19 enfrentan un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y diabetes, particularmente en los tres meses posteriores a la infección, según un nuevo estudio de Emma Rezel-Potts, Martin Gulliford y sus colegas del King’s College de Londres, Reino Unido, publicado esta tarde en la revista de acceso abierto PLOS Medicine.

Los científicos reconocen cada vez más que la Covid-19 es una afección multisistémica que puede causar enfermedades en todo el cuerpo, probablemente al desencadenar vías que provocan inflamación. Y este nuevo estudio vuelve a ponerlo sobre la mesa, ya que los investigadores analizaron si una muestra de pacientes con Covid-19 desarrolló nuevos casos de diabetes y enfermedades cardiovasculares a tasas más altas que una muestra de personas que nunca habían tenido la enfermedad en el año posterior a la infección. Y los resultados no dejaron lugar a dudas, ya que, tras analizar registros médicos anónimos de más de 428.000 pacientes con Covid-19 y la misma cantidad de individuos de control, emparejados por edad, sexo y medicina familiar, se confirmó que los afectados por coronavirus tenían un 81% más de diagnósticos de diabetes en las primeras cuatro semanas después de contraer el virus y que su riesgo se mantuvo elevado en un 27% hasta 12 semanas después de la infección.

Y no es la única enfermedad común que se dispara, ya que la Covid-19 también se asoció con un aumento de seis veces en los diagnósticos cardiovasculares en general, principalmente debido al desarrollo de embolia pulmonar (coágulos de sangre en los pulmones) y latidos cardíacos irregulares. El riesgo de un nuevo diagnóstico de enfermedad cardíaca comenzó a disminuir cinco semanas después de la infección y volvió a los niveles iniciales o más bajos dentro de las 12 semanas a un año.

Más riesgo de enfermedades

Ante estos contundentes resultados, los investigadores concluyen que la infección por Covid-19 está asociada con un mayor riesgo de trastornos cardiovasculares y diabetes, pero, afortunadamente, no parece haber un aumento a largo plazo en la incidencia de estas afecciones en pacientes que han contraído el virus. Basándose en estos hallazgos, los expertos recomiendan que los médicos aconsejen a sus pacientes que se están recuperando de Covid-19 que reduzcan su riesgo de diabetes a través de una dieta saludable y ejercicio.

«La información proporcionada por este gran estudio poblacional sobre los efectos a largo plazo de Covid-19 en el desarrollo de afecciones cardiovasculares y diabetes será extremadamente valiosa para los médicos que manejan a millones de personas que han tenido esta nueva enfermedad en estos últimos años. Está claro que se requiere una vigilancia especial durante al menos los primeros 3 meses después de padecer la Covid-19», insiste el coautor de este estudio, Ajay Shah.

Por su parte, la autora principal, Emma Rezel-Potts, concluye que «el uso de una gran base de datos nacional de registros de salud electrónicos de atención primaria nos ha permitido caracterizar el riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes mellitus durante las fases aguda y a largo plazo posteriores a la infección por Covid-19. Si bien es en las primeras cuatro semanas cuando los pacientes con Covid-19 tienen mayor riesgo de estos resultados, el riesgo de diabetes mellitus sigue aumentando durante al menos 12 semanas. Las intervenciones clínicas y de salud pública que se centren en reducir el riesgo de diabetes entre quienes se recuperan de Covid-19 a largo plazo pueden ser muy beneficiosas».