Cargando...

Presión internacional

La OMS revela que China oculta información sobre el origen de la Covid-19 desde el inicio

El director general de la agencia ha hecho el enésimo llamamiento para que China comparta toda la información científica útil de la que disponga sobre la pandemia, tras conocerse que tiene resultados genéticos y moleculares sobre el mercado de animales desde hace más de tres años

Los turistas visitan, durante las vacaciones de la Fiesta de la Primavera, la ciudad antigua de Jianchang en Xichang, en la provincia de Sichuan, en el suroeste de China, el 27 de enero de 2023. (Xinhua/Li Jieyi) La Razón

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo hoy un enésimo llamamiento para que China comparta toda la información científica útil para determinar el origen de la pandemia de la Covid-19. La presión llega tras conocerse que el país asiático cuenta con resultados genéticos y moleculares que se ha guardado sobre el mercado de animales que fue el primer lugar del que se sospechó.

La información, procedente del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) de China y recabada desde el inicio de la pandemia, fue subida a una plataforma científica de acceso abierto, y descubierta por expertos europeos que la analizaron y comunicaron sus resultados a la OMS. Pero, posteriormente, todos esos datos fueron eliminados de la plataforma.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, indicó en una conferencia oficial por parte de la agencia de Naciones Unidas ante la prensa internacional, que apenas supo de esto el organismo pidió a las autoridades chinas que pusieran a disposición la información. Sin embargo, esto todavía no ha sucedido. Asimismo, agregó que estos datos no permiten sacar una conclusión definitiva sobre cómo empezó la pandemia, pero "cada dato es una pieza importante" del puzle "para acercarnos a la respuesta".

"Deberían haber sido divulgados hace años"

"La pregunta de cómo empezó la pandemia sigue sin respuesta y esos datos no dan una respuesta definitiva, pero son importantes para acercarnos a la respuesta", reiteró el jefe de la OMS. El 11 de marzo se cumplieron tres años desde que la OMS describió por primera vez el brote mundial de Covid-19 como una pandemia. Y Tedros ha criticado a China por no divulgar anteriormente la información genética. "Estos datos podrían y deberían haber sido divulgados hace tres años", afirmó.

Los datos del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades de China, se refieren a muestras recogidas de superficies situadas en el mercado mayorista de Huanan, en Wuhan, y en sus alrededores a partir de enero de 2020. Fueron tomadas después de que aparecieran los primeros casos humanos de Covid-19 a finales de 2019. Poco después de que las autoridades chinas cerraran el mercado por sospechas de que estaba relacionado con el brote del nuevo coronavirus.

Tedros dijo que las secuencias genéticas fueron cargadas en la base de datos de virus más grande del mundo, el GISAID, a finales de enero. Lo hicieron científicos del CDC, pero después fueron retiradas. Un biólogo francés halló la información por casualidad cuando recorría la base de datos y la mostró a un grupo de científicos fuera de China que buscaban los orígenes del coronavirus.

Los datos de secuenciación genética revelaron que alguna de las muestras, que se sabía daban positivo para el coronavirus, también contenían material genético de mapaches japoneses, lo que indicaba que los animales estaban infectados por el virus, según los científicos. Los primeros informes sobre los análisis aparecieron en la revista The Atlantic. "Existe una buena probabilidad de que los animales que depositaron el ADN también depositaron el virus", afirmó Stephen Goldstein, virólogo de la Universidad de Utah que participó del análisis de los datos. "Si uno realizara un muestreo ambiental después de un evento de derrame zoonótico... esto es exactamente lo que esperaría encontrar".

¿Fueron los seres humanos o el mapache japonés?

Ray Yip, epidemiólogo y miembro fundador de la oficina de los Centros de Control de Enfermedades estadounidense en China, dijo que los nuevos hallazgos no eran definitivos, pero sí significativos. "Los datos de muestreo ambiental del mercado publicados por los CDC de China son de lejos la prueba más contundente hasta el momento que apoya el origen animal", dijo Yip a la agencia AP en un correo.

Los expertos tardaron más de 12 años en confirmar el origen animal del SARS, un virus afín al de la Covid. Los investigadores dicen que su análisis es el primer indicio concreto de que pudo haber vida silvestre infectada con el coronavirus en el mercado. Algunas de las muestras con ADN de mapache japonés fueron recogidas en un puesto de venta que dio positivo y se sabía se dedicaba al comercio de vida silvestre.

Sin embargo, también es posible que los seres humanos fueran los primeros en llevar el virus al mercado, infectando a los mapaches japoneses. O que personas infectadas dejaran rastros del virus cerca de los animales. La responsable técnica de la lucha contra la pandemia en la OMS, Maria Van Kherkove, informa a EFE que, precisamente, "el virus no ha sido identificado en animales o muestras de animales del mercado, ni hemos encontrado a animales que hayan infectado a humanos".

La epidemióloga ha enfatizado que siguen en pie distintas hipótesis sobre el origen del coronavirus, que ha causado casi siete millones de muertes, 5.000 de estas solo la última semana. "La parte de información que hasta ahora no tenemos, por ejemplo, es de dónde venían los animales, de qué granja. También pedimos pruebas serológicas de las personas que trabajaban en el mercado o en las granjas de las que venían los animales, pero todas estas son preguntas que no han recibido respuesta".

Cargando...