Así es el inodoro de 20 millones de euros que la NASA va a instalar en la Estación Espacial Internacional

La Universidad de Alicante ha trabajado con la NASA en este novedoso sistema para convertir la orina en agua potable

Los inquilinos de la Estación Espacial Internacional se están preparando para la instalación de un inodoro avanzado que llegará en un carguero de reabastecimiento Cygnus estadounidense a principios el 3 de octubre.

El nuevo equipo, conocido como Universal Waste Management System (UWMS), será más pequeño, más cómodo y más sencillo de usar y estará al servicio a una tripulación más grande a medida que el Programa de Tripulación Comercial de la NASA envíe más astronautas a la estación, explica la agencia.

La recolección eficaz de excrementos es fundamental para mantener la salud e higiene de la tripulación en hábitats de larga duración. Y es por ello que la característica clave del UWMS es la bomba de dosis de pretratamiento que permite la recuperación de agua de la orina. Un novedoso mecanismo que ha costado la friolera de 19,7 millones de euros.

Los compañeros de equipo de la estación Chris Cassidy e Ivan Vagner estarán en la estación de trabajo de robótica al mando del brazo robótico Canadarm2 para capturar el carguero Cygnus el próximo sábado.

El dúo ya revisa el perfil de la misión de Cygnus y se está poniendo al día con las tareas necesarias para asegurar la recepción de la próxima entrega espacial.

Tecnología española

El proyecto de la NASA cuenta con una notable aportación tecnológica del Instituto de Electroquímica de la Universidad de Alicante. Tal y como han explicado los artífices del proyecto a Efe, el urinario está diseñado para purificar la orina de los astronautas en futuras misiones para generar agua y, si es posible, energía con la que alimentar algún instrumental a bordo.

Este instituto es pionero a nivel mundial en el estudio de nanomateriales de platino para el proceso de oxidación de amoniaco y llevó a cabo entre 2015 y 2016, con resultados positivos, experimentos en condiciones de microgravedad con la agencia dirigidos a obtener el agua de la orina de los astronautas con un innovador catalizador.