El milagro de Carlo Acutis, el joven que será beatificado por el Papa Francisco

El adolescente italiano, conocido como “el ciberapostol de la Eucaristía”, falleció en 2006 debido a una leucemia fulminante

El próximo 10 de octubre el Papa Francisco beatificará en la Basílica Superior de San Francisco de Asís (Italia) a Carlo Acutis, tras reconocerle el Vaticano un milagro de curación a un niño que padecía una enfermedad rara.

Este joven italiano es conocido en todo el mundo por su labor evangelizadora a través de las nuevas tecnologías y podría proclamarse “santo patrón de Internet” por su pasión por la web, que consideraba una herramienta formidable para difundir la devoción a la Eucaristía.

Carlo Acutis falleció en el año 2006 a los 15 años de edad en Milán debido a una leucemia fulminante.

Nació el 3 de mayo de 1991 en Londres donde vivía con su familia por motivos laborales y más tarde se trasladaron a Milán.

Hizo su Primera Comunión a los siete años y desde entonces su vida estuvo marcada por un profundo amor hacia la Eucaristía, a la que consideraba como una “autopista hacia el cielo”.

También era conocido por defender a los chicos de su escuela que sufrían acoso, especialmente niños con discapacidad y promovió los milagros eucarísticos, especialmente a través de una página web que él mismo diseñó con ese fin.

De adolescente pasó toda su vida predicando su fe a través de videos y textos en internet.

Cuando descubrió que tenía leucemia, Acutis ofreció sus sufrimientos por el Papa y la Iglesia Católica.

Según indica el sitio web italiano Famiglia Cristiana, antes de saber que estaba enfermo, el joven grabó un video donde dijo que si moría le gustaría que lo enterraran en Asís.

El pasado 22 de febrero el Papa Francisco autorizó el decreto que reconoce el milagro por la intercesión del joven, facilitando entonces su beatificación.

Se trata de la curación inexplicable de un niño brasileño que sufría una malformación congénita en el páncreas. Este hecho ocurrió en Campo Grande, en el estado brasileño de Mato Grosso del Sur.

Durante la bendición, el niño le preguntó a su abuelo qué debía pedir y este le dijo que rezara, pidiendo “para dejar de vomitar”, y así sucedió. Cuando llegó el turno del enfermo, tocó la reliquia de Carlo Acutis y dijo con voz firme: “Dejar de vomitar” y, a partir de entonces, ya no vomitó.

En febrero de 2011, la familia ordenó que se realizaran nuevas pruebas médicas al niño y se descubrió que estaba completamente curado.

La tumba de Acutis en Asís se ha abierto al público hasta el 17 de octubre para que los fieles puedan ver el cuerpo incorrupto del santo: “Unos pantalones, tenis en los pies y una sudadera, el rosario en sus manos. Todo el cuerpo. La expresión del rostro serena. Esta es la imagen presentada a los fieles de Carlo Acutis”, describen desde la web italiana Famiglia Cristiana.

El Papa Francisco le dedicó algunas palabras el 25 de marzo de 2019: “Él sabía muy bien que esos mecanismos de la comunicación, de la publicidad y de las redes sociales pueden ser utilizados para volvernos seres adormecidos, dependientes del consumo y de las novedades que podemos comprar, obsesionados por el tiempo libre, encerrados en la negatividad. Pero él fue capaz de usar las nuevas técnicas de comunicación para transmitir el Evangelio, para comunicar valores y belleza”