Autopsias de víctimas de covid-19 detectan el virus en sus ojos

Los investigadores analizaron un total de 20 ojos de donantes

Un grupo de investigadores de Estados Unidos ha detectado coronavirus en los globos oculares de pacientes que han muerto a causa del covid-19, según un estudio publicado en medRxiv.

Al observar muestras de tejido de donantes fallecidos, los investigadores encontraron que el virus estaba presente en el ojo, no solo en las lágrimas, como habían identificado previamente otros estudios científicos.

Expertos del Centro de Investigación del Banco de Ojos y Visión en Eversight (Ohio, EE UU), realizaron autopsias para evaluar el tejido ocular de 10 personas que dieron positivo por el coronavirus después de su muerte. Los científicos encontraron evidencia del genoma del SARS-CoV-2 en varias partes de los 20 ojos de los donantes.

El estudio, que no ha sido revisado por pares, encontró una “prevalencia pequeña pero notable de SARS-CoV-2 en tejidos oculares de donantes con covid-19”, como la córnea anterior y posterior, que son áreas de la superficie de los ojos.

El virus también se detectó en la conjuntiva, que es el tejido que recubre el interior de los párpados, y el vítreo, el líquido. similar a un gel. que llena el ojo, según los investigadores.

Estos hallazgos podrían tener implicaciones para la donación de tejido ocular, que necesitan millones de personas en todo el mundo. El autor principal del estudio, Onkar B. Sawant, afirmó a Newsweek que la investigación, que según él es la primera de su tipo, podría ayudar a los oftalmólogos a facilitar y asegurar la donación de tejido ocular y el trasplante de córnea.

Sawant asegura que el estudio también que puede ser de gran ayuda, no solo para oftalmólogos, sino para la ciencia en general y para ir conociendo más cosas sobre este nuevo coronavirus.

Denize Atan, profesora de oftalmología de la Universidad de Bristol, Reino Unido, que no participó en el estudio, dijo a Newsweek que los hallazgos confirman que el virus se puede encontrar en los tejidos oculares.

Si bien no determinó si los tejidos podrían transmitir la infección, “sí destaca el hecho de que las capas superficiales del ojo (conjuntiva, córnea, esclerótica) y las lágrimas son una posible vía de transmisión del virus”.