Coronavirus: Así aconsejan los veterinarios desinfectar a los perros tras el paseo

El Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona recuerda que ni perros ni gatos transmiten la Covid-19 pero aconseja asegurar su higiene

Una mujer pase a su perro por el centro de MadridJuan Carlos HidalgoEFE

Ni perros ni gatos son una amenaza grave para la transmisión de la Covid-19 a humanos. En principio, no son transmisores de la enfermedad ni pueden padecer coronavirus, pero existe la posibilidad de que puedan entrar en contacto con el virus y transportarlo hasta su domicilio, aunque la probabilidad de contagio sea baja.

Ante las numerosas consultas dirigidas a los veterinarios en torno a la necesidad o posibilidad de desinfectar las patas de las mascotas y dudas a la hora de sacarlas a pasear, el Colegio Oficial de Veterinarios de Barcelona (COVB) ha elaborado junto con los catedráticos de la UAB, Lluís Ferrer y Mª Àngels Calvo, una serie de recomendaciones para la población.

Métodos para desinfectar a los perros

  • No siempre se dispondrán en casa de todos los medios, pero hay que transmitir un mensaje de tranquilidad, dado que el animal directamente no es una vía de contagio directa.
  • Cada propietario tendrá que salir a pasear con las medidas habituales de protección que considere necesarias para su persona.
  • Lo más recomendable es usar lejía a 01:50. Poner una bandeja de plástico en la entrada de casa con lejía al 1:50 (20ml de lejía corriente en 1l de agua). Cuando el perro llegue, deberá sumergir las cuatro patas en esta solución, que es viricida. No es irritante y elimina el virus al 100%. Eso sí, queda mojado y mancha la ropa.
  • Otro producto a destacar es el alcohol 70:30. Tiene el inconveniente de que es de difícil aplicación y puede ser irritante y tóxico si el perro se lame.
  • También se puede utilizar agua y jabón y lavar bien las patas al entrar en casa. Este método tiene el inconveniente de que quedan las patas mojadas y habrá secar.
  • También sería aconsejable, para aumentar más la prevención, la limpieza de la cara y la cola, con productos habituales de la higiene animal.