¿Qué restricciones plantean las comunidades para Navidad?

El Consejo Interterritorial está reunido para preparar un plan de “recomendaciones conjuntas”. Madrid, Cataluña, Murcia y Navarra plantean reuniones de 10 personas

GRAFCAV1096. BILBAO, 24/11/2020.-Una mesa de navidad montada para seis personas. El borrador del plan que el Gobierno prepara para la Navidad incluye la limitación de reuniones a un máximo de seis personas y un toque de queda hasta la una de la madrugada los días 24 y 31 de diciembre. El documento, titulado Propuesta de medidas de salud pública frente a la covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas, propone limitar al máximo los desplazamiento. EFE/LUIS TEJIDO
GRAFCAV1096. BILBAO, 24/11/2020.-Una mesa de navidad montada para seis personas. El borrador del plan que el Gobierno prepara para la Navidad incluye la limitación de reuniones a un máximo de seis personas y un toque de queda hasta la una de la madrugada los días 24 y 31 de diciembre. El documento, titulado Propuesta de medidas de salud pública frente a la covid-19 para la celebración de las fiestas navideñas, propone limitar al máximo los desplazamiento. EFE/LUIS TEJIDOLuis TejidoEFE

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, está reunido con los consejeros de Salud de las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial para ultimar un plan de “recomendaciones conjuntas” de cara a la Navidad. Sanidad avanzó un borrador de restricciones que pretende limitar las reuniones para los días festivos a un máximo de 6 personas y alargar el toque de queda para Nochebuena y Nochevieja hasta la 1 de la madrugada. Eñ Gobierno es partidario de permitir la movilidad, si bien recomienda limitar lo máximo posible los viajes. No obstante, algunas comunidades barajan alternativas a estas medidas, que están siendo debatidas en la reunión de esta tarde.

Comunidad de Madrid

La propuesta del equipo de la presidenta Isabel Díaz Ayuso es ampliar las reuniones a un máximo de tres grupos de convivientes que no sobrepasen un máximo de 10 personas para los días 24, 25 y 31 de diciembre y los días 1 y 6 de enero. Esto quiere decir que, de llevarse a la práctica, podrían reunirse diez familiares procedentes de tres domicilios o ámbitos de convivencia distintos. Fuera de esos días señalados, el Gobierno de Ayuso apuesta por mantener el número máximo de seis personas en reuniones y siempre manteniendo las medidas de prevención fijadas por las autoridades sanitarias. Ayuso también propone aumentar ligeramente el límite horario fijado para el toque de queda para los días 25 de diciembre y 1 de enero hasta la una y media de la madrugada.

Cataluña

Según el plan de desescalada de la Generalitat, para Navidad y fin de año, Cataluña es permitirá la libertad de movimiento por toda la autonomía aunque previsiblemente mantendrá el cierre perimeral autonómico. Las reuniones sociales podrán ser de 10 personas, pero el toque de queda seguiría fijado de 22 horas a 6 horas. Ante las presiones que pueden haber, la portavoz de la Generalitat ya ha avanzado de que el Govern es “sensible” y es consciente de que son “fechas especiales” y, por tanto, valorarán “flexibilizar algunas medidas”, aunque ha recalcado que el ejecutivo catalán tiene ahora las competencias para decidir.

Galicia

El Gobierno gallego también avanzó que presentaría una serie de alegaciones al plan de Sanidad. Aunque no ha desvelado los detalles, sí ha adelantado como cuestiones previas que habrá que adecuar la cifra de personas que se puedan reunir en Navidad si la situación epidemiológica lo permite, así como contemplar situaciones como las personas que no tienen convivientes. Alberto Núñez Feijóo, también deslizó pinceladas de la propuesta gallega: que se compute de forma diferente a los niños en estas reuniones. “Lo que sí me parece razonable es que el cómputo de niños sobre adultos debería tener una metodología distinta”, dijo Feijóo, quien en todo caso se remitió a los pediatras. Preguntado sobre si se tendrá en cuenta a las personas que viven solas, ha dicho que Galicia “tiene una propuesta” pero “no está cerrada”.

Cantabria

El cómo se vayan a pasar las Navidades en Cantabria se acordará en el Consejo interterritorial que se celebra esta tarde, pero el consejero de sanidad cántabro, ha dejado ver que la comunidad es partidaria de tener las fiestas lo más controladas posibles, con reuniones entorno a la mesa únicamente entre convivientes y las restricciones actuales, como el toque de queda o el cierre perimetral de los municipios. «Que la cena de Navidad no se convierta en unos Reyes en la UCI. Lo prudente es que no se junten varias burbujas o tendremos un enero muy complicado», ha señalado.

Murcia

al igual que Madrid y Cataluña, planteará que las reuniones puedan llegar a ser de 10 personas y no 6 como propone Sanidad. En una entrevista en RNE recogida por Europa Press, el presidente regional Fernando López Miras indicó que, en cualquier caso, la Administración regional intentará «flexibilizar lo máximo posible» las medidas restrictivas en esas fechas tan señaladas, siempre que «las circunstancias sanitarias y la situación epidemiológica lo permitan». Respecto al cierre perimetral de la Región y de sus 45 municipios, López Miras dijo que habrá que esperar a ver «cómo estamos» en Navidad, si bien le gustaría «favorecer» que los murcianos puedan disfrutar con sus seres queridos esos días, pero solo si la incidencia del virus «sigue bajando como hasta ahora».

Navarra

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha planteado, para esta Navidad, que en las celebraciones puedan reunirse dos unidades convivenciales y que el cierre perimetral tenga mayor flexibilidad pero “solo para el reagrupamiento familiar”. Respecto a permitir o no la movilidad, ha dicho que “nosotros vamos a plantear respecto al cierre perimetral que pueda haber flexibilización pero solo para el reagrupamiento familiar; sería algo así como para Navidad vuelve a casa pero no te vayas de casa”. Ha añadido que las CCAA están por mantener el horario del toque de queda pero con flexibilización en el horario para las cenas de Nochebuena y Nochevieja. En cualquier caso, Induráin no se ha mostrado partidaria de ampliarlo más allá de la una. La consejera ha detallado que también van a plantear que en las celebraciones puedan reunirse dos unidades convivenciales, “entre 6 y 10 personas es la propuesta”.