Madrid pedirá a Sánchez reuniones de 10 familiares en Navidad y toque de queda hasta la 1:30

Ayuso establecerá protocolos para las residencias: los mayores que no hayan pasado la enfermedad tendrán que permanecer aislados al volver de pasar las fiestas con su familias

Thumbnail

Tras conocerse los detalles del plan de medidas que el Gobierno de Pedro Sánchez plantea aplicar durante la próxima Navidad, el documento será sometido hoy a debate con las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Y en ese foro, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso planteará algunas peticiones a Moncloa en la línea de las excepciones que lleva varias semanas estudiando al detalle. Fundamentalmente dos: aumentar ligeramente el número máximo de personas que puedan participar en las reuniones familiares y aumentar ligeramente el límite horario fijado para el toque de queda. La propuesta de la Comunidad de Madrid ha sido elaborada a partir de los criterios fijados por los técnicos y expertos de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid y ha tenido en cuenta la buena evolución epidemiológica de la región, actualmente situada como la comunidad peninsular con menor incidencia acumulada en los últimos 14 días.

En primer lugar, según el documento con la propuesta del equipo de Ayuso al que ha tenido acceso LA RAZÓN, la Comunidad de Madrid recomienda limitar las reuniones familiares y sociales a un máximo de tres grupos de convivientes que no sobrepasen un máximo de 10 personas para los días 24, 25 y 31 de diciembre y los días 1 y 6 de enero. Esto quiere decir que, de llevarse a la práctica, podrían reunirse diez familiares procedentes de tres domicilios o ámbitos de convivencia distintos. Esto supone un cambio respecto a lo que propone el Gobierno de Sánchez, que, al menos en su propuesta inicial, ha mantenido el número máximo de personas que puedan reunirse en una cena o comida navideña en seis familiares.

Fuera de esos días señalados, el Gobierno de Ayuso apuesta por mantener el número máximo de seis personas en reuniones y siempre manteniendo las medidas de prevención fijadas por las autoridades sanitarias.

En lo que concierne al toque de queda, la Comunidad de Madrid también plantea una pequeña modificación sobre la propuesta del Gobierno. El Ministerio de Sanidad ha fijado que el toque de queda para los días festivos se fije a la una de la madrugada. Ayuso, a través de su consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, pedirá hoy que en Nochebuena y Nochevieja, es decir, los días 25 de diciembre y 1 de enero, se ampliará el horario de ese toque de queda media hora más de lo que propone el Ministerio, hasta la una y media de la madrugada. De esta forma, la movilidad estaría limitada en la franja horaria nocturna comprendida entre las 01:30 y las 06:00 horas.

Respecto a la situación de las personas que permanecen en residencias, se permitiría su salida para pasar vacaciones con sus familias en Navidad. Aquellos residentes con anticuerpos IgG + en los últimos seis meses o con una prueba PCR positiva en los últimos tres meses podrán salir y regresar al centro tras la Navidad. Aquellos sin anticuerpos (IgG -) y que no hayan pasado la enfermedad, deberán permanecer en aislamiento a su regreso a la residencia y se les realizará una prueba diagnóstica. Del mismo modo, la Comunidad facilitará comunicaciones telemáticas a aquellos residentes que no estén en disposición de abandonar estos centros.

Otro de los puntos que contempla el documento elaborado por la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid es la que afecta a las medidas en la vía pública. Lo más relevante en este apartado es la articulación de iniciativas de colaboración con las corporaciones locales para evitar aglomeraciones en los días destacados de la Navidad.