Así es Jandy, el novedoso aplicador de gel hidroalcohólico inventado por un padre cordobés y su hijo

Su aplicación en ‘roll on’ evita las salpicaduras y permite ahorrar hasta un 75% el gasto mensual de una familia en este tipo de productos

Un envase de Jandy
Un envase de JandyJandy

La historia de un padre y su hijo de 9 años que se remonta a abril del 2020, bien podría asemejarse a la gran película de Roberto Begnini, que allá por el año 1997, nos enseñó que incluso en las situaciones críticas, La Vida es Bella.

Desde el confinamiento en su casa de Córdoba, y cuando aún no existían los hidrogeles de bolsillo, Juan Barbado, el padre de la historia, preocupado por la vuelta al cole de su hijo Roberto, le propuso a éste un juego: “vamos a inventar algo donde puedas llevar el hidrogel siempre contigo al cole y al parque, que sea fácil para ti usarlo, y además con un diseño divertido”.

En ese momento no podían imaginar que pocos meses después, la Oficina Española de Patentes y Marcas, les iba a conceder el título oficial de Modelo de Utilidad. Habían inventado el primer aplicador de hidrogel en roll on. Juan y Roberto iban a poder regalar a todos los niños y profes de primaria del colegio Salvador Vinuesa de Córdoba, su colegio, un Jandy para cada uno.

El invento familiar, se ha convertido en el primer aplicador de gel hidroalcohólico sin salpicaduras, que permite aplicar el producto mediante finas láminas en la mano, y que impide que haya contactos accidentales.

“Para mí, ya ha merecido la pena toda la ilusión y esfuerzo puestos durante meses en este precioso proyecto, sólo con ver la carita de Roberto entregando este regalo a todos los compañeros de su cole”, comenta Juan.

Este nuevo aplicador presenta además múltiples ventajas porque es recargable, fácil de guardar por su carácter flexible y se puede llevar en mochilas, bolsos e incluso en el bolsillo del pantalón. Permite ahorrar hasta un 75% el gasto mensual de una familia en este tipo de productos, y además reduce hasta en un 80% la generación de residuos plásticos de un solo uso.

Envases de Jandy. FOTO: Jandy

En palabras de Juan, “lo más inspirador de estos meses ha sido cómo una situación que es muy amarga y difícil para los niños, la hemos convertido en una ilusión, y nuestras expectativas iniciales se han alcanzado con creces”.

Para posibilitar que llegue cuanto antes a otros niños y padres, han creado una tienda online, www.jandy.es, en la que el producto se puede adquirir de forma directa hasta que se vaya distribuyendo a supermercados y demás espacios de venta al público. Una vez más se demuestra que el ser humano, cuando se lo propone, puede conseguir, incluso en una pandemia, que La Vida sea Bella.