Efectos secundarios de la vacuna de AstraZeneca: ¿qué sintomatología es normal?

La inyección de Oxford tiene descritos una serie de reacciones adversas que pueden presentarse en los vacunados. Los más frecuentes son inflamación, cansancio y dolor de cabeza

Vial de la vacuna de  AstraZeneca  contra la covid-19
Vial de la vacuna de AstraZeneca contra la covid-19LUONG THAI LINHEFE

Dinamarca ha anunciado este jueves la suspensión durante 14 días de la vacuna de AstraZeneca tras registrar “graves casos de trombos” en personas que la habían recibido, uno de los casos está relacionado con una muerte. Poco después, el gobierno noruego se ha sumando a su vecino danés y ha optado por paralizar “por precaución” la aplicación de esta fórmula al haberse producido también un fallecimiento.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha iniciado una investigación al respecto, pero por el momento asegura que “no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones”. Las alteraciones de coagulación y, entre ellos, los acontecimientos trombóticos, no se han establecido como una posible reacción adversa de esta vacuna y no figuran como tal en la ficha técnica del medicamento.

De la misma manera, las autoridades sanitarias de Austria han suspendido la administración, de manera preventiva, del lote ‘ABV5300’ de la vacuna después de la muerte de una persona y la enfermedad de otra tras ser inmunizadas con ese remedio. Estonia, Lituania, Letonia y Luxemburgo también cancelaron la vacunación con las dosis de ese lote en concreto, que fue recibido por 17 países de la Unión Europea, incluidos España, Polonia, Malta, Francia y Grecia, según la EMA.

Todas las vacunas aprobadas en la Unión Europea para inmunizar ante la enfermedad han sido aprobadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA) tras pasar por todas las fases necesarias para ratificar su seguridad. Sin embargo, eso no descarta que a determinadas personas les pueda provocar efectos secundarios, que generalmente son leves, aunque ocasionalmente podría generar alguna reacción más adversa.

Cómo funciona la vacuna de AstraZeneca

Actualmente la vacuna de AstraZeneca es la única distribuida en España que funciona con un vector viral no replicante. Tanto la de Pfizer como la de Moderna son de tipo ARN mensajero (ARNm). La inyección de Oxford está compuesta por otro virus (adenovirus) modificado para contener el gen responsable de la formación de la proteína de la espícula del SARS-CoV-2. Esta proteína se encuentra en la superficie del virus SARS-CoV-2, necesaria para que el virus pueda entrar en las células del cuerpo.

Una vez administrada, la vacuna libera el gen del SARS-CoV-2 dentro de las células del cuerpo. Las células utilizarán el gen para producir la proteína de la espícula. El sistema inmune de la persona reconocerá esta proteína como extraña y producirá anticuerpos y células T activadas (leucocitos) para defenderse. Si más adelante, la persona entra en contacto con el virus SARS-CoV-2, su sistema inmune lo reconocerá y estará preparado para defenderse frente a él. El adenovirus de la vacuna no puede reproducirse ni producir enfermedad.

La principal diferencia con sus competidoras es la eficacia. Mientras las vacunas de Pfizer y Moderna tienen 95% de efectividad la de AstraZeneca tiene un 70%. Sin embargo, una de sus ventajas es que la conservación de AstraZeneca es mucho más sencilla ya que puede conservarse en nevera a 4 grados.

Qué síntomas presentan los vacunados

Para conocer los problemas que cada cuerpo puede tener ante la reacción de la primera dosis de AstraZeneca en el cuerpo, se recomienda supervisión de al menos 15 o 30 minutos en el lugar donde hemos sido vacunados, por si se produce alguna reacción alérgica o mareos repentinos.

Si aparecen efectos secundarios, estos pueden durar desde unas horas hasta unos días, siendo probable que aparezcan durante las primeras 48 horas después de la administración. Mayoritariamente estas reacciones son de intensidad leve o moderada y se resuelven en pocos días. Además, estas reacciones son menos intensas y frecuentes tras la segunda dosis y a mayor edad de los vacunados.

Según la guía de vacunación del Ministerio de Sanidad algunos de los síntomas observados tras las administración de la vacuna de Oxford/AstraZeneca son:

-Inflamación en el lugar de inyección: reacción habitual en hasta el 60% de los vacunados

-Dolor en el lugar de inyección: reacción habitual en hasta el 50% de los vacunados

-Cefaleas y cansancio: reacción habitual en hasta el 50% de los vacunados

-Mialgias y malestar: reacción habitual en hasta el 40% de los vacunados

-Sensación febril y escalofríos: reacción habitual en hasta el 30% de los vacunados

-Náuseas: reacción habitual en hasta el 20% de los vacunados

-Fiebre superior a los 38ºC: reacción habitual en hasta el 7% de los vacunados

Otros efectos secundarios que se presentan con menos frecuencia que son somnolencia, disminución de apetito, ganglios linfáticos agrandados o sudoración excesiva.

Si se producen síntomas de reacción alérgica grave se debe acudir a urgencias de forma inmediata. Algunos de estos síntomas son:

- Debilidad o mareo

- Cambios en el ritmo cardiaco

- Dificultad a la hora de respirar

- Silbidos al respirar

- Hinchazón en la cara, la garganta o los labios

- Erupción o urticaria

- Dolor de estómago

Quién no debe recibir la vacuna

No se debe administrar la vacuna si es alérgico al principio activo o a alguno de los demás componentes de este medicamento. Es importante consultar con el médico, farmacéutico o enfermero que vaya a administrar la vacuna los siguientes casos:

- Alguna vez ha sufrido alguna reacción alérgica grave después de la inyección de cualquier vacuna.

- Alguna vez se ha desmayado después de la administración de cualquier vacuna.

- Tiene una infección grave con fiebre de más de 38 º. Sin embargo, puede ser vacunado si tiene fiebre leve o una infección de las vías respiratorias superiores del tipo de un catarro.

- Tiene un problema de sangrados o moratones o está tomando algún medicamento anticoagulante.

- Padece algún tipo de inmunodeficiencia o está tomando medicamentos que debilitan el sistema inmunitario.

Paracetamol antes después de la vacuna

El Ministerio de Sanidad actualizó la estrategia de vacunación para paliar los efectos secundarios que puede provocar la administración de esta vacuna, recomendando el uso de paracetamol antes y después de la vacuna.

“Para reducir estos síntomas puede utilizarse una dosis de 1 gramo de paracetamol antes de la vacunación, y seguida de un gramo durante las primeras 24 horas, lo que reduce significativamente los efectos adversos que se puedan experimentar, sin que su uso interfiera en la respuesta inmune”.