El presunto asesino de su expareja y su hija de 11 meses tenía una orden de alejamiento: “El sistema ha fallado y no hemos llegado a tiempo”

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado este viernes que “el sistema ha fallado” en el presunto asesinato. Ha expresado en redes sociales que “no hay palabras para describir la rabia y el dolor”

FOTO: GUARDIA CIVIL GUARDIA CIVIL

Un hombre de 43 años ha sido detenido por la Guardia Civil de Cantabria por el presunto asesinato de su expareja de 40 años y su hija de 11 meses en El Astillero (Cantabria).

Los familiares de las víctimas denunciaron este viernes la desaparición de la mujer y la niña. Los agentes se desplazaron a la vivienda de Liaño de Villaescusa donde residían y encontraron los cuerpos sin vida de ambas, informa Ep.

Sobre el detenido pesaba una orden de alejamiento de su expareja dictada por el Juzgado de lo Penal número 5 de Santander.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado este viernes que “el sistema ha fallado” en el presunto asesinato. Ha expresado en redes sociales que “no hay palabras para describir la rabia y el dolor” ante lo que considera “dos asesinatos machistas de una mujer y su hija de 11 meses” en Cantabria. “El agresor tenía orden de alejamiento. El sistema ha fallado y no hemos llegado a tiempo”, ha escrito en un mensaje en Twitter, recogido por Europa Press.

En este contexto, la titular de Igualdad ha explicado que desde su departamento se han revisado este año “todos los protocolos y herramientas disponibles” en la lucha contra la violencia de género, pero ha incidido en la necesidad de una “mayor concienciación social” y “la implicación de todas y todos ante cualquier mínimo indicio de violencia machista”.

La Guardia Civil ha abierto una investigación reservada sobre la actuación de los agentes del cuerpo policial tras la detención en Cantabria de un hombre de 43 años por el presunto asesinato de su expareja de 40 años y su hija de once meses, han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.

La información reservada se ha abierto en paralelo a la investigación de la Policía Judicial de la Guardia Civil tras la muerte de una mujer y su hija presuntamente asesinadas.

El detenido tenía una orden de alejamiento de su expareja dictada por el Juzgado de lo Penal número 5 de Santander.

Los hechos, sobre los que la autoridad judicial ha decretado el secreto de sumario, han ocurrido en una vivienda de Liaño de Villaescusa. La víctima había llamado a la Guardia Civil antes de aparecer muerta y ahora este cuerpo policial quiere conocer el detalle de la actuación de los agentes.

Efectivos de la Guardia Civil han localizado los cuerpos sin vida de la mujer y su hija en la vivienda después de que sus familiares denunciaran este viernes la desaparición de ambas.