Amenaza de paros en la enfermería si el Gobierno ignora sus demandas

Asociaciones y sindicatos convocan en Madrid una gran movilización el 18 de junio como primera medida

Una de las concentraciones protagonizadas por la enfermería
Una de las concentraciones protagonizadas por la enfermería FOTO: J.J.Guillen EFE

El «grave abandono» que sufre el sistema sanitario se encuentra en el centro de la convocatoria de Unidad Enfermera de una «gran manifestación» el 18 de junio en Madrid para también reclamar medidas que mejoren «sus lamentables condiciones profesionales, laborales, universitarias, científicas y directivas, así como la atención y cuidados que se presta al conjunto de la sociedad».

Esta manifestación, en la que también se espera contar con la presencia de distintas asociaciones de pacientes, usuarios y ciudadanos, se iniciará a las 11 horas desde la Plaza de Jacinto Benavente y, tras pasar por el Congreso de los Diputados, finalizará su recorrido ante la sede del Ministerio de Sanidad, situada en el Paseo del Prado. «Es una convocatoria al conjunto de la sociedad que no comparta cómo está funcionando el sistema sanitario. La situación es insostenible, confiamos en que la manifestación sea histórica», explicó ayer en rueda de prensa uno de los convocantes, el presidente del Sindicato de Enfermería (Satse), Manuel Cascos. «Se debe al nulo reconocimiento que desde las instituciones hacen con relación a la aportación específica e imprescindible de las enfermeras», añadió el presidente del Consejo General de Enfermería (CGE), Florentino Pérez Raya.

Los enfermeros han advertido de que esta es la «primera» de las acciones que tienen previstas en caso de que no se atiendan sus reclamaciones. «Es una más de las distintas acciones que tenemos previsto organizar a lo largo de los próximos meses para aunar la voz de la enfermería en pos de la salud de las personas, su seguridad y el avance profesional de los intereses de los enfermeros», resaltó el presidente del CGE.

Igualmente, Cascos no ha descartado paros si no consiguen sus objetivos. «No descartamos ninguna acción. Puertas abiertas al diálogo siempre, antes, durante y después. Mano tendida al Ministerio y a las instituciones, pero tenemos clara nuestra hoja de ruta. En función de cómo se vayan desarrollando los acontecimientos pondremos en marcha nuevas iniciativas», advirtió.

En el trascurso de la manifestación se hará hincapié en los principales asuntos que Unidad Enfermera entiende que deben solucionarse «de manera urgente», como «acabar con la falta de seguridad que existe en nuestro país en la atención sanitaria, al no contar con las plantillas suficientes de enfermeras y enfermeros, y que conlleva un aumento de los riesgos, complicaciones, reingresos, efectos adversos, e, incluso, fallecimientos, como constatan números estudios científicos nacionales e internacionales».

También se denunciará el «grave problema» de las agresiones, físicas y verbales, que «ponen en peligro su integridad física, psicológica y emocional». Y lamentan que los estudiantes de Enfermería sufren «numerosos problemas a la hora de cursar sus estudios universitarios, como son la falta de medios y de suficientes profesores en las facultades».