MENÚ
domingo 21 julio 2019
04:43
Actualizado

Una «superbacteria» con gran potencial epidémico alarma a los científicos

  • Una muestra de la bacteria E.coli que provocó decenas de muertos en Europa en 2011
    Una muestra de la bacteria E.coli que provocó decenas de muertos en Europa en 2011
Londres.

Tiempo de lectura 4 min.

19 de noviembre de 2015. 17:36h

Comentada
Londres. 19/11/2015

Un grupo de científicos ha identificado una superbacteria resistente a los antibióticos, que está presente en animales y humanos, y que tiene un gran potencial epidémico. La bacteria ha sido encontrada en China en humanos y en cerdos y los científicos han alertado de que el origen de la misma puede estar en el uso de poliximinas, una clase de antibiótico que incluye colistina y que su uso está muy extendido en la ganadería, informa Reuters.

"Todo uso de polimixinas se debe minimizar lo antes posible y detener todo uso innecesario", dijo Laura Piddock, profesor de microbiología en la Universidad británica de Birmingham.

Los investigadores dirigidos por Hua Liu, de la Universidad Agrícula del Sur de China, publicaron su trabajo en la revista "The Lancet". El estudio indica que esta bacteria tiene el gen mcr-1, que se puede multiplicar y transferir entre bacterias fácilmente. Esto sugiere "un potencial alarmante" para que se propague y afecte a otras poblaciones bacterianas, dijeron.

El equipo ya tiene la evidencia del gen que se transfiere entre bacterias comunes tales como E. coli y Klesbsiella pneumoniae, que causa neumonía y otras infecciones.

Esto sugiere que puede haber una progresión del gen en otras bacterias, que las haga resistentes a los antibióticos. Y, aunque la presencia del mcr-1 se circunscribe únicamente a China, el gen puede afectar a otras bacterias y extenderse por todo el mundo.

El descubrimiento del gen de resistencia a la difusión de mcr-1 se hace eco de las novedades de 2010 de otro llamado gen "superbacteria", NDM-1, que surgió en la India y se extendió rápidamente por todo el mundo. Piddock hizo un llamamiento para que se haga un control mundial del gen mcr-1, vital para tratar de evitar la propagación de bacerias resistentes a la polimixina.

China es uno de los mayores productores de colistina del mundo, que se utiliza en el ámbito agrícola y veterinario. La demanda mundial de antibióticos para la agricultura se mantiene al alza y a finales de 2015 se espera que se hayan utilizado 12 mil toneladas, llegando a las 16.500 en 2021, según un informe del Centro de Investigación Médica QYResearch. En Europa, el 80 por ciento de las ventas de polimixina, principalmente colistina se producen en España, Alemania e Italia, según un informe de la Agencia Europea de Medicamentos.

Para el estudio de China, los investigadores tomaron muestras de bacterias de cerdos de matanza en cuatro provincias y de la carne de cerdo y pollo que se vendieron en 30 mercados abiertos y 27 supermercados en Guangzhou entre 2011 y 2014. También se analizaron las bacterias de pacientes con enferemedades infecciosas en dos hospitales en Guangdong y Zhejiang. En las muestras obtenidas encontraron una alta prevalencia del gen mcr-1 en muestras de E. coli de animales y en la carne cruda. La proporción de muestras con el gen aumentó de forma preocupante de un año a otro, explican los científicos, que encontraron el mcr-1 en bacterias de E. coli y K. pneumoniae de 16 pacientes de los 1.322 hospitalizados.

David Paterson y Patrick Harris, de la Universidad de Queensland en Australia, comentaron en "The Lancet" que existe un vínculo directo entre entre el uso agrícola de la colistina, la resistencia a la colistina en los animales sacrificados, la resistencia a la colistina en los alimentos y la resistencia a la colistina en los seres humanos.

"Una de las pocas soluciones para romper estas conexiones es la limitación o el abandono del uso de colistina en la agricultura", dijeron. "Si no se hace, se va a crear un problema de salud pública de grandes dimensiones", alertaron.

Últimas noticias