Los artistas desconocidos no dan el cante

Nueva entrega de «Tu cara no me suena todavía», hoy en el «prime time» de Antena 3.

Cristóbal Garrido, en su imitación de Olga Guillot
Cristóbal Garrido, en su imitación de Olga Guillot

Nueva entrega de «Tu cara no me suena todavía», hoy en el «prime time» de Antena 3.

Un subidón de autoestima y ver cómo se abren de par las puertas de la popularidad sin que les abrumase un escenario que han pisado Ruth Lorenzo, Edurne y Rosa López, entre otros. Así lo vivieron Cristóbal Garrido y Fran Valenzuela, dos de los primeros participantes de la primera entrega de «Tu cara no me suena todavía», que emite todos los viernes en horario «prime time» Antena 3. Gracias a su imitación de Olga Guillot con el tema «Soy lo prohibido», Garrido pasó directamente a la final. Valenzuela logró entrar en la repesca al recrear a Alejandro Sanz y su «Corazón partío» en el mejor arranque en la historia del formato en términos de audiencia, ya que la cuota de pantalla fue del 25,9 por ciento y fue seguido por 3.470.000 espectadores.

Asumir riesgos

La interpretación de la cantante cubana fue de las mejores que se han visto. Y tiene aún más valor si se tiene en cuenta que el actor y transformista nunca se había metido en su piel. «En mis espectáculos prefiero otros géneros como el jazz o el swing. Pero no quería apostar sobre seguro, me gusta disfrutar y arriesgarme», comenta. Lo hizo y triunfó. Seguramente porque, como dice, «tanto Guillot, como Chavela Vargas o María Dolores Pradera no sólo cantan, sino que son intérpretes. Sus temas parecen pequeñas obras de teatro en las que importan la mirada y los gestos». Aunque fue el equipo del «talent» el que eligió para su primera aparición este bolero, Garrido conocía el tema desde que vio el cortometraje de Pedro Almodóvar, «Trailer para amantes de lo prohibido» (1985). Las primeras dificultades llegaron cuando descubrió que no había ningún vídeo que registrase esa actuación, algo que solventó, ya que «Guillot era tan personal que su forma de estar en un escenario no varía mucho de una composición a otra. ¿Que si el personaje era desconocido para gran parte de la audiencia? No vine al programa para que me votasen o no, mi objetivo era divertirme», argumenta.

El mismo propósito tiene Fran Valenzuela. Admirador del madrileño con raíces andaluzas desde que era pequeño, tiene su propio espectáculo, «Tributo a Alejandro Sanz». «Me parece un gran músico y aunque tira más para el flamenquito, domina géneros como el pop, el rock y el funky». Elegir «Corazón partío» no fue casual, «ya que este año es el 20 aniversario de la publicación del álbum ‘‘Más’’, en el que estaba incluido el tema», dice.

Su primera experiencia en el plató de «Tu cara no me suena todavía» fue mejor de lo que creía, «ya que no quería ni pensar en ello. Pocos minutos antes de mi actuación la adrenalina se me disparó y me vine arriba». Hoy se lo juega todo con Marc Anthony que, sobre todo, tiene una dificultad añadida por lo popular que es y, a quien ya le tiene cogida la medida. «Aunque tengo poco tiempo para preparar la actuación, en el programa saben cómo ponerte las pilas. Estamos fijándonos en todos los detalles, su tono de voz y sus tics». Ahora sólo depende del veredicto del público.