MENÚ
sábado 24 agosto 2019
18:52
Actualizado

Muere un conductor kamikaze que recorrió 56 kilómetros a 190 km/h en Gijón

En el accidente se vieron implicados tres vehículos, uno de ellos el del fallecido que circulaba en sentido contrario, dejando cinco heridos

  • Imagen del accidente múltiple en Gijón provocado por un vehículo en sentido contrario
    Imagen del accidente múltiple en Gijón provocado por un vehículo en sentido contrario /

    Europa Press

Tiempo de lectura 4 min.

16 de julio de 2019. 18:19h

Comentada
larazon.es 16/7/2019

El conductor de 52 años fallecido la pasada noche en un choque en la autovía del Cantábrico (A-8), a la altura del término municipal de Gijón, recorrió en sentido contrario al menos 56 kilómetros en dieciocho minutos antes de impactar contra otro vehículo, lo que implicaría que circulaba a una velocidad de unos 190 kilómetros por hora.

Fuentes de la Guardia Civil han apuntado que aún no se ha precisado el punto exacto en el que el vehículo accedió a la autovía en sentido contrario y que causó un accidente en el que resultaron heridas personas que viajaban en otros dos vehículos, una de ellas graves.

Sin embargo, los primeros avisos de la presencia de un conductor kamikaze en la autovía a través del 112 le situaban a las 23:19 horas en el punto kilométrico 448, en la plataforma con sentido Galicia pero en dirección Santander, a la altura del término municipal de Cudillero.

Dieciocho minutos más tarde, a las 23:37 horas, el 112 recibía el aviso del siniestro en el punto kilométrico 392,4, muy cerca de una de las salidas de la autopista hacia Avilés, aunque dentro del término municipal de Gijón.

De esta manera, el conductor habría recorrido unos 56 kilómetros en sólo dieciocho minutos, para lo que tendría que haber circulado a una velocidad cercana a los 190 kilómetros por hora, un extremo que la Guardia Civil aún no ha determinado.

Fuentes del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) han apuntado a Efe que el centro de coordinación del 112 recibió 62 llamadas alertando de la presencia del kamikaze antes del accidente, y otra decena más tras el siniestro.

La delegada del Gobierno en Asturias, Delia Losa, ha insistido en que la investigación del accidente sigue abierta, por lo que aún es pronto para dar detalles sobre las circunstancias en que se produjo el siniestro, como la velocidad a la que circulaba el vehículo o en qué punto entró en la autovía.

La Guardia Civil está intentando esclarecer los motivos por los que le llevaron a conducir en sentido contrario y durante tantos kilómetros y está tratando de contactar con la familia del fallecido.

En el accidente se vieron implicados tres vehículos y además del fallecido se produjeron cinco heridos, dos de ellos menores de 4 y 5 años, aunque no se teme por la vida de ninguno de ellos.

El cadáver del conductor kamikaze tuvo que ser excarcelado del vehículo en el que viajaba, que quedó totalmente destrozado.

El herido de mayor consideración es un varón de 69 años, que conducía el vehículo que impactó en un primero momento contra el turismo que circulaba en sentido contrario.

Tras ser excarcelado de su vehículo, fue ingresado en estado grave en el Hospital de San Agustín de Avilés.

En ese mismo vehículo viajaba otra mujer que fue trasladada con pronóstico reservado al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo.

En el siniestro se vio implicado un tercer vehículo en el que viajaba un hombre de 48 años y dos menores de 4 y 5 años, que resultaron heridos leves y también fueron trasladados al HUCA, así como la madre, que resultó ilesa.

Fuentes de Tráfico en Asturias han señalado a Efe que no hay estadísticas sobre accidentes provocados o causados por kamikazes, ya que no siempre está clara la intencionalidad que permite calificar a un conductor como tal.

Últimas noticias